Demo

  • Inicio

GP Liverpool: Rozando la gloria

Hace unos días tenía lugar en Liverpool el último GP europeo del año y además, era de un formato muy especial: Team Trios Modern. Yo personalmente tengo una relación de amor-odio con los tríos y con el Modern. Lo que no me gusta de jugar Magic por equipos es la sensación continua de que yo dependo de mi equipo o que ellos depende de mí, por muy amigos que seamos, si al final de un torneo yo he ganado todas las rondas y resulta que mis compañeros no les ha ido tan bien, no voy a estar contento con el resultado; pero si soy yo el que se estampa tampoco estaría cómodo sabiendo que han sido mis compañeros los que han tirado del carro. Por otra parte Modern es un formato que me gusta por rachas, si encuentro un deck con el que estoy a gusto y ganando  me verás defender Modern a capa y espada, pero si por el contrario no logro encontrar ningún deck con el que me sienta cómodo seré el primero que empiece a rajar del formato y de que es un boleo. La realidad es que las semanas anteriores al GP daba un poco igual el deck que decidiese probar que mi resultado en las ligas del Magic Online solían ser algo así: 3-2 3-2 4-1 2-3 3-2 0-3

Commander 101

 

O como algunos jugadores de otros formatos lo llaman, Commander LOL (101) o LOLmmander. Con este artículo quiero dar a todos los lectores la bienvenida a la auténtica experiencia de las chapas. No os confundáis, Commander se parece muchísimo más a jugar Vintage Cube que a las chapas, me refiero a otra clase de chapas. Comencemos.

Old School barato

Muy buenos días a todos y una vez más bienvenidos a la sección más viejuna de Show&Tell. He recibido muchos comentarios por Twitter (@diliz13) de gente que me ha pedido iniciarse en esto del Old School, pero como la mayoría de los mortales, ni tiene mucho dinero, ni tiene el P9 de Alpha. Así que voy a dedicarle este artículo a toda esa gente que piensa que Old School es caro para demostrarle lo contrario.

Por qué no lo haces tan bien en torneos de Modern

Ahora mismo estoy en el AVE de camino a Madrid pensando un poco en el Grand Prix Barcelona, quedar en el puesto 23 es algo que no me tiene del todo contento (aunque eso quizás sea otro artículo), pero estoy muy contento por el resultado. Como es normal, cuando estoy de vuelta de los GPs me da por pensar sobre qué he hecho bien, qué se puede mejorar y, sobre todo, por qué. Creo que he hecho muchas cosas buenas este fin de semana, aunque aún queda camino para abrir de nuevo la puerta del PT.