Demo

Top 8 Nacional - Abzan Tokens

fShare
3

¡Hola a todos! Hoy me toca a mí el privilegio de ofreceros el report sobre el nacional que se celebró en Sevilla hace no muchos días y en el que tuve la tremenda suerte de colarme en el Top 8. Esta semana tendréis otros dos de parte de mis compañeros Carlos de Miguel y, a la postre el campeón nacional, Daniel Martínez.

La preparación

Pero antes que nada, hay que empezar por la etapa más dura de cualquier torneo de este calibre: el testeo. Las fechas de este nacional hacían que nos encontráramos dos formatos casi “vírgenes”. Apenas había habido torneos grandes de Standard y/o limitado, así que teníamos que averiguar el formato por nosotros mismos. Empecemos viendo el formato de las 40 cartas. 

Limitado

Cuando salió la ampliación en el Mol, me centré en jugar tantos drafts como pude durante las 2 primeras semanas. No tardamos en darnos cuenta que mantenerse lo más abierto posible al inicio del draft era imprescindible, a no ser que hubiera señales muy claras hacia una estrategia en concreto. También vimos que las sinergias de tribus eran más importantes que los colores en sí, así que era importantísimo detectar también qué tribus parecían estar libres.

 

 

En esta ampliación, el draft es un formato bastante rápido, con removal de poca calidad y que beneficia a los jugadores por atacar en vez de bloquear. El hecho de que el removal fuera bastante regular, hacía que cartas como  Mark of the Vampire fueran cartas casi premium. También los trucos de combate en esta ampliación cobran bastante importancia, así que seguro veremos en nuestras partidas cartas como  Sure Strike o  Vampires Zeal y deberemos jugar alrededor de ellas la mayor parte del tiempo.

Después de jugar una docena de drafts (algunos menos de los que me hubiera gustado) ya tenía, al menos, unas ideas sólidas de por donde iba el formato y cómo afrontarlo el día del torneo, así que tocaba ahora centrarse en el construido!

Construido

Dedicar las primeras semanas al limitado me dio tiempo a tener resultados de los dos únicos torneos relevantes que iba a haber de Standard antes de la fecha del torneo: SCG Open y World Championship

En el primer torneo, vimos que el formato parecía no haber cambiado mucho: Temur Energy, Mono Red, UW Approach y una versión de BG en forma de Sultai Energy (con el estreno estelar de  Hostage Taker) ocupaban la mayor parte de puestos en el Top 64. Este dato me hizo pensar que el formato no iba a desviarse mucho de eso, ya que dudaba que en el Worlds la cosa cambiara mucho. Y efectivamente así fue. La única excepción es la aparición de UB Control por encima de UW Approach en la elección de deck de control. Lo demás, más de lo mismo. Cabe destacar que durante el Worlds, la versión de Temur Energy escogida por la mayoría no splasheaba negro para el  The Scarab God y tenía un plan de sideboard bastante “controlero”.

 

 

Ya teníamos la información, ahora tocaba procesarla. Claramente, al ver los resultados, llegué a la conclusión que jugar un deck con  Fumigate me iba a dar un gran emparejamiento, al menos de primeras partidas, contra las barajas Midrange del formato y bastante aceptable contra Mono Red. Además,  Hostage Taker parecía una carta a tener muy en cuenta. Quería encontrar una manera de anular esas cartas. Eso me dejaba la opción de UW Approach como primer deck a probar. No tardé en darme cuenta que esa no era la baraja que quería jugar. Curva bastante alta para un deck de control, con una debilidad excesiva al  Negate en partidas postboard fueron algunas de las razones por las que decidí abandonar rápidamente ese barco. 

Entonces fue cuando empezaron a aparecer, de manera tímida algunas listas en los 5-0 del Mol de Abzan Tokens. Esta estrategia tenía todas las herramientas que quería en mi deck: capacidad de anular spot removal y cartas dominadoras como  The Scarab God o  Hostage Taker, sacar máximo partido a removal masivo como el ya mencionado  Fumigate y tener un plan suficientemente aceptable contra Mono Red. No voy a explicar las características del deck, pero a grandes rasgos sabemos que es una baraja que va over the top (por encima) de las estrategias Midrange y que anula cualquier capacidad de aprovechar el campo de batalla para generar ventaja y ganar.

 

 

Así pues la probé y no me decepcionó. Necesitaba pulido, pero la estrategia era lo suficientemente robusta y sólida como para plantearse llevarla al nacional. Después de trabajar durante una semana y media, esta es la lista que registré para el evento:

 

 

La lista es bastante parecida a lo que se ha visto en el Mol, con unos cuantos retoques. Cabe destacar el split entre  Cast Out e  Ixalans Binding. A día de hoy no se cual es el ideal, creo que dependerá del metagame. Cuanto menos queramos jugar a velocidad de conjuro, más  Cast Out querremos, mientras que si lo que queremos es evitar que nuestro oponente juegue múltiples permanentes iguales que sean molestos para nosotros, nos decantaremos por  Ixalans Binding.

En el sideboard,  Trespassers Curse y  Lay Bare the Heart son las cartas que se salen más de la norma. La primera carta es una concesión al mirror. Es un efecto más o menos parecido al  Authority of the Consuls, pero un poco más flexible para incluirlo en estos mirrors donde, normalmente, la gran mayoría de copias de  Anointer Priest acabaran sideadas. Por otro lado,  Lay Bare the Heart actúa de quinto  Duress con la ventaja de poder quitar  Torrential Gearhulk en un posible emparejamiento contra Temur. Creía que sería más útil que el cuarto  Lost Legacy, que suele ser un efecto mucho más específico. 

El torneo

Llega el día del torneo y después de no conseguir ningún bye, nos esperan un total de 12 rondas, 7 el primer día y 5 el segundo, repartidas de la siguiente forma: 3 rondas de Standard, 6 rondas de draft (es decir, 2 drafts con sus correspondientes 3 rondas) y 3 rondas de Standard de nuevo.

Standard #1 (2-0-1)

Este es el resultado de esta porción del torneo:

R1: DRAW (UW Approach)

R2: WIN (UB Control)

R3: WIN (MonoRed)

El torneo no empezó de la mejor manera, ya que me tocó el peor pairing para mi baraja. Pierdo una primera partida no excesivamente larga, lo cual me da esperanzas para poderle dar la vuelta a la ronda. Sin embargo, la segunda partida se alarga demasiado ya que mi oponente no decide conceder cuando su única win condition restante en su deck es una copia de  Torrential Gearhulk y no tiene tampoco removal masivo para intentar frenar mi horda de tokens. Decidió conceder cuando quedaban menos de 5 minutos en el reloj. Empezamos la tercera partida, la cual tengo muy de cara, pero no tengo suficiente tiempo en terminarla. 

Este empate me preocupó un poco porque me ponía en el bracket de los empates, el cual hacía más probable que me encontrara más UWs. Por suerte, mi oponente en la segunda ronda jugaba UB Control, un emparejamiento muchísimo más asequible. En ambas partidas pude resolver piezas claves del engine de tokens y gané con relativa facilidad el match.  

Para la 3ª ronda, contra Mono Red, mi mano inicial tenía las herramientas adecuadas para combatir el emparejamiento:  Legions Landing,  Anointer Priest y  StartFinish me dieron suficiente tiempo para estabilizar la partida y ganar a partir de ahí. En la segunda partida, un  Trespassers Curse me dio suficientes vidas como para conseguir robar la cuarta tierra que me permitiría hacer deploy de 2  Anointed Procession que junto a un  Sunscourge Champion eternalizado, me darían una cantidad de vidas tan grande que mi oponente no lograría superar.

Así pues, 2-0-1 no parecía un resultado terrible, pero me sentía que podría haber conseguido el 3-0. ¡Pero era hora de pasar página y empezar a draftear!

Draft #1 (2-1)

En este draft fue muy fácil identificar la tribu que el jugador de mi derecha no iba a escoger. Después de first pickear  Contract Killing, el jugador de mi derecha me pasa  Hostage Taker, algo que yo no podía entender del todo. Entiendo que Pack 1 Pick 1 dorada no es ideal, pero  Hostage Taker es lo suficientemente game changing que no creo que mi vecino tuviera muchos mejores picks. En cualquier caso, eso me daba la señal inequívoca que draftear piratas es lo que tocaba. El draft se complicó un poco cuando empezaron a llegar los  Dire Fleet Captain. Tenía la sensación que podía intentar draftear RB Pirates. Sin embargo, pocos picks después vi que eso no iba a ser posible, ya que el rojo parecía bastante cortado. Al final, pude salvar el draft con un deck con alta sinergia, aunque faltaba algo de power level. Mi predicción para este deck era de 2-1, la cual acerté. Mientras que los decks de mis primeros 2 oponentes era peor que el mío, el tercero, en la final del draft, me topé con un ejército de dinosaurios, capitaneados por  Burning Suns Avatar que no me dejaron opción a victoria.

Mi record de 4-1-1 no me dejaba muy tranquilo, la verdad. Ese empate era prácticamente una derrota y me obligaba a hacerlo bien en el segundo draft. Ese draft era la clave.

Draft #2 (3-0)

 

Este draft fue mucho más complejo a la hora de entender las señales de mis rivales, ya que parecían ser algo confusas. Empecé el draft con  Vona, Butcher of Magan, de nuevo una carta dorada, pero que tiene tal power level que es difícil no escogerla. Mi rival de la derecha me pasa su rara,  Vanquishers Banner, la cual creo que es mejor que cualquier otra carta del sobre. Además, aún habiendo pickeado un vampiro, no me obligaba a escoger necesariamente esa tribu, me dejaba abierto y esperar señales de mis compañeros de draft. Pero la cosa se complicó cuando sobre sí, sobre no, vampiros y dinosaurios (sobretodo en color rojo) parecían estar abiertos. No fue hasta prácticamente el final del pack 2 cuando me decanté por BW ya que el removal era bastante premium y no parecía que el rojo pudiera aportar suficiente. Y acerté de lleno. Mi oponente de la derecha se abrió un  Legions Landing que yo no tendría ningún inconveniente en pickear. Además, llegaron 2 o 3 vampiros más que me dieron un número suficientemente alto de esa tribu.

No obstante, no estaba muy contento con el draft, tenía la sensación de que la curva era horrorosa. Además, uno sabe que su draft no ha sido ideal cuando juega una única copia de  Legion Conquistador. Confiaba en no encontrarme ningún deck super agresivo. Sabía que mi estrategia pasaba por estampar en la mesa mis costes altos. Y así fue.  Vona, Butcher of Magan y  Vanquishers Banner me dieron innumerables partidas. 

Prueba superada! Había sobrevivido al draft y me había plantado 7-1-1 a la última parte del torneo.

Standard #1 (2-0-1)

La verdad es que, llegados a este punto, estaba bastante confiado en mis posibilidades. Tenía la sensación de estar jugando el deck correcto y tenía confianza en el testeo que había realizado con él. Éste es el resultado:

R10: WIN (Temur Energy)

R11: WIN (4c Energy)

R12: DRAW (Esper Tokens)

Supuse (y esperaba, la verdad) encontrarme bastantes Temur Energy en estas rondas finales de construido. Me imaginaba que lo harían bien, ya que es el mejor deck, y quería aprovecharlo para enfrentarme a ellas ya que considero que tengo un emparejamiento ligeramente favorable y había testeado bastante el matchup. Y dicho y hecho! Dos rondas consecutivas contra esa estrategia. 

En ronda 10 me tocó, por desgracia, contra mi compañero David Playmobil. En la primera partida él empezó bastante fuerte, pero yo tenía un  Fumigate de mano inicial. Solo necesitaba llegar vivo al turno 5 y no fallar la tierra hasta entonces. Esto último casi no sucede, ya que me vi forzado a ciclar un  Cast Out en mi turno 4 ya que lo iba a fallar. Por suerte, ese ciclo me proporcionó la cuarta tierra y, posteriormente, llegaría a la quinta tierra que me daría, básicamente, la partida. En la segunda, una partida mucho más apretada, David me puso contra las cuerdas desde el primer instante. Sin embargo, una copia de  Hidden Stockpile me permitió profundizar en el mazo para encontrar no una, sino hasta dos copias de  Fumigate que quebraron cualquier opción a victoria para David. Esa ronda fue muy dura y terminé con un sabor agridulce, ya que sabía que había dejado fuera a un compañero del top.

En ronda 11 me tocó contra la versión con negro. No hay mucho que explicar aquí. La primera partida la gané con relativa facilidad, la segunda me floodeé y en la tercera, después de que mi oponente casi estabilizara la mesa, conseguí arañarle el último par de vidas que le quedaba.

Así pues, me plantaba antes de la última ronda con un record de 9-1-1 y, después de ver los standings, me doy cuenta que podía pactar con Pedro Lechado para entrar al top. ¡Lo había conseguido!

Top 8

Estaba muy contento por haber llegado hasta ahí. Además, la mitad del top estaba formado por compañeros de team, ¡así que la alegría era aún mayor! Pero había que concentrarse, ya que me tocaba a Dani Martínez en cuartos de final, con su RG Pummeler. De todo el top, considero que su deck era el único contra el que tenía un emparejamiento desfavorable, así que tenía la sensación que si superaba a Dani llegaría a la final. 

 

 

Por desgracia, Dani me enseñó rápido de lo que es capaz su baraja.  De turno 4 me lanzó un  Fling de 20 daños, lo que me mataba. Rápido e indoloro. No había practicado el emparejamiento, así que no estaba seguro qué esperar postboard ni cómo plantear el banquilleo. Además, no sabía la lista de Dani, así que tampoco podía anticipar cómo banquillearía. Pero no me podía desanimar, ahora salía yo y después de unos turnos estableciendo el engine de la baraja, conseguí embalsamar una  Anointer Priest con 2  Anointed Procession en mesa, lo que me dio 16 vidas y un armamento de tokens cada cual otorgándome a su vez 4 vidas. Había estabilizado la mesa. Ahora solo era cuestión de ganar. Y así fue, ¡1-1! En la última partida, me quedé una mano sin piezas del engine, pero tenía removal para parar la estampida inicial de Dani. Sin embargo, mi mano no mejoró a lo largo de la partida y no pude coger velocidad en ningún momento. Al final un  Longtusk Cub más un  Fling enterrarían mis opciones de victoria. ¡Enhorabuena a Dani que pasaba a semifinal!

Reflexión

Os voy a ser sinceros, al terminar los cuartos de final no estaba contento. Tenía la confianza de tener la mejor baraja visto el Top 8 y confiaba en mis opciones. Pocas veces he estado más seguro de mis posibilidades en un torneo. Y ver que la suerte te empareja contra el único emparejamiento complicado y que lo pierdes, no sienta bien. 

Ponder ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Dan Scott

Fui a buscar a mi novia, que estaba esperando en el hall del recinto y le di la noticia. Ella también se entristeció. Creo que ella también sentía esa confianza que tenía en mí mismo y sentía que había perdido una oportunidad de oro.

Nos fuimos hacia el coche para empezar el viaje de vuelta a Madrid, pero decidimos que un heladito antes de tomar la carretera nos sentaría bien. Nos sentamos en una heladería y con la cabeza más fría, empecé a reflexionar y valorar mi performance del fin de semana. Imbatido en construido hasta el Top y 5-1 en draft. Esos eran mis resultados. Debía estar contento de lo que había conseguido. Es más, mi preparación había sido bastante buena y me demostraba que con trabajo soy capaz de rendir a un nivel bastante alto. Así que empecé a ver el fin de semana desde otro punto de vista. Este resultado me motiva para preparar el siguiente gran torneo con la misma dedicación y, así, aspirar a cualquier resultado.

Solo me queda agradecer a mis compañeros de ShowAndTell por las ganas y esfuerzo que ponen en que consigamos ser un equipo de referencia en España y podamos todos juntos mejorar y llegar a los más alto. Pero no me puedo olvidar de mencionar a mis compañeros del TeamMintBCN por ayudarme con el testeo, en especial a Luis García Guerrero, que me acompañó todo lo que pudo y me ayudó a entender y mejorar en el draft. Sin todos ellos no hubiera conseguido este resultado.

Muchas gracias.

fShare
3