Demo

¡Nacional polaco!

¡Buenos días a todos! Muchos de vosotros estaréis a día de hoy en la playa o quizás de camino, con una piña colada una cerveza o un mojito, en caso de estar ya allí; desde Show&Tell no promovemos conducir y beber. 

Por otro lado, muchos de vosotros tendréis marcado en vuestro calendario el fin de semana del 8 y 9 de septiembre, porque tendrá lugar en Sevilla el Nacional español, que nos dará los dos jugadores que acompañarán a Javier Domínguez en la World Magic Cup en Barcelona en diciembre. 

A todos los que vayáis a participar, seguir el PT, ir al GP de Bruselas o jugar el ya mencionado campeonato de España en la ciudad hispalense, espero que este artículo, mitad anecdótico mitad analítico, os eche una mano con los formatos con los que competiréis en estos eventos. Sin más dilación, ¡vamos allá!

 

Viernes

Como toda buena historia sobre Magic, empieza con un buen madrugón. El torneo es en Varsovia y actualmente vivo a unas 3 horas en coche, por lo que salimos sobre las 6:30 rumbo a la capital para intentar grindear side events y conseguir quizás un bye, o por lo menos alguna que otra Flooded Strand promo. 

Voy en coche con dos chicos de Bydgoszcz, ciudad en la que vivo y que, como es lógico, probablemente no pronuncie bien. Su inglés no es muy fluido pero nos hacemos entender, les conozco de la tienda y son majetes, lo intentan y si hay que hablar polanglés, pues se hace. En este viaje descubro que, ridículamente, soy el top 5 en Planeswalker Points de Polonia lifetime

 

 

Llegamos en torno a las 10 de la mañana y el torneo es a las 11:30, por lo que tenemos tiempo de desayunar, eso en Varsovia solo puede significar una cosa: AIOLI. Aquí tenemos un momento de publicidad subliminal (para nada) sobre lo que tenéis que hacer cuando vengáis a Varsovia al GP (ahora que lo pienso si queréis una Survival Guide cuando vengáis al GP podría hacerlo, dejadme comentarios y lo vemos ;-) ).

AIOLI es el sitio fancy, moderno, hipster (o como queráis llamarlo) de Varsovia. El desayuno durante la semana cuesta unos 20 céntimos (1 Zloty polaco), más el café a elegir. Aquí  algo similar a lo que pedimos. Cada uno pagamos unos 2,5 €.

 

 

Tras semejante banquete, acudimos al lugar del torneo, el Sangate Airport Hotel. He de decir que la sala estaba bastante bien, y que la cambiamos del viernes al sábado para ganar espacio. Tras conseguir las cartas que me faltaban en los dealers y gracias a mi amigo Pablo López Aput (uno de los grandes responsables de que os lleguen los artículos a esta web) me preparé a jugar el primer Last Chance Trial, donde fuimos nada menos que 68 jugadores para jugar un torneo de single elimination donde hacía falta un 3-0 para catar algo de premio. El torneo tuvo bastante guasa, en un rato veremos el porqué. Esta fue la lista que enfundé:

 

 

 

Ya he hablado bastante de RB en mi Twitter personal y en Patreon, donde dejé un razonamiento para enfundarla e incluso un side guide que viene bastante bien a la hora de entender los emparejamientos y nuestros planes. Repitiéndome un poco, no puedes equivocarte mucho enfundando las mismas 75 de Owen Turtlenwald y menos aún si hay 4 Goblin Chainwhirler en la lista. Además llevo más de medio año jugando prácticamente una pila de montañas y otras cuantas cartas en Standard. Con Grixis, Storm y Mono Green en el formato, las armas que nos da el negro son realmente potentes: Scrapheap ScroungerDuressUnlicensed Disintegration están entre nuestras mejores cartas en estos emparejamientos, respectivamente. 

Tras el último GP de Varsovia, en el que jugué GW Cats, me obligué a mí mismo a jugar siempre la mejor baraja, a poder ser con más power level individual (no hay que intentar ser más listo, más molón o más original, aquí venimos a ganar partidas y no puntos de estilo) y BR sin duda tiene mucho potencial y calidad individual sin hacer nada del otro mundo. 

 

El torneo fue de la siguiente manera:

 

2-0 Zombies 

2-1 MonoGreen 

2-0 Red Wizards 

2-0 BW Knights 

2-1 MonoGreen 

BYE

2-0 Grixis Energy

 

Sí amigos, conseguí un BYE para el National. Y sí, inexplicablemente obtuve un BYE en ronda 6... cuando quedábamos 3 jugadores vivos. Aquí bajo mi punto de vista la organización falló, un pequeño error, que fue lastrando el torneo ronda sí ronda también. Al ser 68 e ir eliminando a los jugadores pasaría esto, 68-34-17-9-5-3-2-1. En principio no hay problema, pero es bastante absurdo y ''fácil'' de solucionar, de hecho esto pasaba en bastantes Super Sunday Series en los antiguos GPs. En la primera ronda deberían haber dado 60 byes y 8 desafortunados deberían haber luchado para pasar a ser 4 y así no tener que dar byes en octavos, cuartos, semis, cortando el ritmo y quedando mal con los premios (mientras que yo tuve bye en ''semis'' mi oponente de la final no obtuvo premio por ganar esa ronda más que jugar la final conmigo).

Voy a hacer un pequeño inciso aquí, para aquellos jugadores de Cast OutVraska's Contempt. No puedo contar con los dedos de las dos manos las veces que mi oponente, teniendo una de estas cartas, me ha dado turno teniendo yo un Rekindling Phoenix en mesa en turno cuatro, para luego yo atacar y matarme mi propio fénix en respuesta gracias a tener maná abierto. Esto está mal. Si lo vais a exiliar, hacedlo ya. Os podéis ahorrar un disgusto. Solo llevamos unos 6 meses con esta carta en el formato, pero tiene pinta de que para cuando rote, va a haber llegado a la centena de veces. Esta jugada me pasó en la final del LCT y a pesar de no ser definitiva, creo que marcó la partida. 

Total, el viernes solo podría haber ido mejor si hubiera podido dormir unas horas más, ya que buen desayuno más 6-0 con un bye dejan un sabor de boca magnífico (especialmente el desayuno).

Hacemos la compra (palomitas incluidas), vamos al AirBNB, Pablo y yo le damos un poco a Modern (donde inexplicablemente pulverizo a su Jeskai Control con mi Humans) cuando decidimos hacer las palomitas. Estamos en 2018, donde la modernidad, la vitrocerámica y de todo es super cool y las casas son lofts, con muebles en colores nacarados y de todo, pero no nos podemos explicar cómo puede ser que una casa no tenga microondas pero sí lavavajillas (yo tendría ambas, pero en caso de tener que elegir, elegiría el microondas). A falta de microondas...

 

 

 

Sábado

Aquí empieza el plato fuerte del fin de semana. 265 jugadores pelearían durante 4 rondas de Standard y 3 de Draft, para concluir al día siguiente con 3 de Draft y 2 de Standard. Cuando la organización los hace bien hay que reconocerlo y este sistema me pareció fantástico, mucho mejor que dejar un draft a medias por la noche.

Durante las semanas anteriores, estuve pensando en que lo que iba a hacer era algo extraño, jugar el Nacional de un país que no es el tuyo. Hay gente a la que le dará igual, gente a la que le hará gracia que un extranjero lo juegue o gente a la que, en cambio, le parecerá injusto o que no procede que esto pase. Wizards tiene una política para esto, y es que el jugador debe haber residido suficiente tiempo en el país para jugar su campeonato nacional. 

Puedes estar de acuerdo o no, pero siempre se debe respetar sus políticas y sobre todo a las personas a quienes les afectan. Voy a dar la vuelta a la tortilla para ponernos en situación. Yo como español, preferiría que mi campeonato de España lo ganara un español que no un alemán, francés o americano afincado; pero esto no significa que si jugara con esta persona, le hiciera pasar un mal rato, le hiciera preguntas o comentarios fuera de orden que le hicieran sentir incómodo. Tras este inciso voy a ir a lo que pasó en mi ronda 1, en este caso 2 del Nacional.

Me siento a jugar y educadamente saludo en inglés, a lo que me viene la pregunta de forma educada también sobre qué hago aquí, por qué vivo en Polonia y demás. Esto es algo normal, pero lo que vino a continuación no. Tras preguntarme en la ciudad en la que vivo, me dice que es muy fea y que en Polonia hay un juego de palabras donde básicamente la llaman horrible, yo no le doy mucha importancia, mientras que pienso que seguramente yo en España no le diría a nadie de ninguna ciudad que su ciudad es muy fea o que nadie quiere vivir ahí, pero me contengo, ya que de nuevo, hemos venido a ganar. 

Pero no acabó ahí, y aquí me arrepiento de no haber llamado a un árbitro para avisar a mi oponente de que su conducta está siendo un tanto antideportiva. Por alguna razón, me dice que mi pendiente (para quien no lo sepa tengo un piercing bastante normal con una bolita en el tragus, pero aunque no fuera normal yo no diría eso jamás de nadie) es "kind of disturbing". 

¿¿PERO WT*?? Esto ya no me parece normal y me dejó bastante mosqueado durante el resto del día, de nuevo debí haber cortado por lo sano y llamar a un juez y dejarme de tonterías y bromitas. Venimos a ganar, pero seguimos siendo personas y tiene que haber un mínimo respeto. No sé si este señor quiere intentar sacarme de la partida, no está en sus cabales o qué le pasa, pero aquí sí que dudo mucho que eso se lo dijera a cualquier otro jugador de la sala. 

 

Chandra, Torch of Defiance ©2018 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Magali Villeneuve

 

Tras las tres rondas que jugué de Standard seguía con un resultado perfecto, al imponerme a un mirror, una UW Gift (que acabó haciendo top 8) y una Mono Blue Aggro. No hay mucho que decir aquí, con RB me siento bastante superior a todos los decks del formato excepto Storm y diversas variantes de Gifts, por lo que decidí meter el tercer Abrade en el main con la cuarta copia en el banquillo. Valieron su peso en oro en un G1 contra Gifts, en el que puede quitarme dos copias del artefacto de coste 7. 

Tras una inexplicable parada de una hora y media para comer... en serio, ¿quién necesita una hora y media para comer? Ni en un trabajo, ni en un Pro Tour dan semejante parada... Nos sentamos a draftear y me encuentro en el Pod 1 con el favorito, y único jugador con dos byes, Grzegorz Kowalski a mi izquierda, supuestamente dominado por mis decisión a la hora de draftear. 

Hagamos un pequeño inciso en el formato, Draft de Core Set 2019. Hemos tenido 4 GPs en las últimas dos semanas alrededor del planeta, en la que se han visto los arquetipos favoritos de los pros, los mejores colores y estrategias, y además, al no ser formato de Pro Tour, las webs de contenido están plagadas con las opiniones de la créme de la créme del MTG. 

El conocimiento a día de hoy aceptado por la mayoría, yo incluido, es que el blanco es el mejor color y el verde, el peor. Los otros tres colores están bastante igualados, siendo el azul, en mi opinión, el más complejo debido a su complicación para pivotar. 

En cuanto a arquetipos, está claro que el favorito de la afición es RW Aggro, el mismo que nuestro Guillem Salvador Arnal drafteó en el Top 8 del GP de Chiba para alzarse con el título. RW es potente porque ataca un ángulo diferente en el formato, curva muy baja, creadores de criatura doble, el poder de las comunes blancas y pumpers masivos. Después a mi parecer BW, RG o UW están a un nivel similar, un poco por debajo. 

Mi draft empezó bastante bien, con un Hieromancer's Cage como primer pick seguido de un Pegasus Courser, y el blanco siguió llegando. Cosa bastante normal debido a la calidad de sus comunes, y aunque cojas la segunda o incluso tercer carta blanca de un sobre puede entrar perfectamente en tu baraja, pero quería marcar mucho hacia mi izquierda que el blanco no pasaba de largo. Mi segundo sobre comenzó con un Luminous Bonds seguido de un Heroic Reinforcements y un Angel of the Dawn. Del tercer sobre no hay mucho que contar, acabe con esta pequeña joya, bastante contento pensando que lucharía por un 3-0 o un 2-1 si no había drama. 

 

 

Hay un par de cosas que destacar de la construcción. La primera, es que a pesar de que Shield Mare es mejor carta en general, en este contexto es peor que el Oreskos Swiftclaw que se quedó en el banquillo. Además de tener un coste más restrictivo, así que hubiera podido jugar 8-8 en vez de 9-7. Ese 9-7 es algo que generalmente no me gusta hacer, suele gustarme llevar 8 mínimo si el deck es bicolor, y si es splash de sobre 5-7 cartas, quizás puedas permitirte jugar 7. Pero mi baraja lleva 10 cartas rojas, 5 de las cuales seguramente me interese castear en turno 2 o inferior, las mismas que cartas blancas. Eché mucho de menos conseguir un Marauder's Axe, pero solo una paso por mis manos.  

La primera ronda gané a una RB bastante plana y con muchos costes 3 y 4 con splashNicol Bolas, the Ravager, contra la que creo que tenía una ventaja clara en la construcción (la resistencia de las cartas RB no pasa prácticamente de 2 en todas las comunes hasta el coste cuatro, aunque Goblin InstigatorDoomed Dissenter te dejan en evidencia).

La primera derrota del torneo llegó contra un RG bastante buena, me pasó por encima con mucho cartón, doble Draconic Disciple, bastante removal y como guinda del pastel Vivien Reid, que ridiculiza a mi removal.

La última ronda fue contra Kowalski, con UR Spells. En la primera partida me dio una buena clase la verdad, no está mal reconocerlo. El tenía un Enigma Drake, un instant en el cementerio y 4 manás abiertos. Yo un 4/2 y un 1/2 vuela. Decido pegar con mi 4/2, pensando que si quiere tirar un Shock al pollo y cambiar el 4/2 es un 2x2 que estoy dispuesto a aceptar el cambio. Uncomfortable Chill, 1x0 para él. Next! En el game 2 me juega una ristra de ''muros'', 1 Enigma Drake, 2 Wall of Mist, y 1 Dragon Egg, pero al final poco a poco con la ayuda de un Pegasus Courser soy capaz de limarle los últimos daños. En la tercera partida no cae ninguna montaña de su lado, y se muere alrededor del turno 5.

 

¡¡6-1!! 

 

Con el hype volvemos a casa, cenamos, abrimos la cerveza de la victoria y cómo no, seguimos jugando a Magic, aunque no mucho pero lo suficiente para hacer un pequeño viaje a Value Town mientras nos poníamos finos de helado. 

 

 

 

Domingo

Dormir con hype es complicado. Necesitaba tan ''sólo'' un 4-1 para alcanzar el Top 8, mi confianza en Standard era infinita, y llevaba cerca de 30 drafts jugados a mis espaldas con la ayuda de varias personas que llevaban también, como diría mi amigo Varo, un carro de drafts jugados. 

De nuevo drafteo en el Pod 1, donde quedan tres invictos. Este draft fue bastante raro, el jugador dos posiciones a mi derecha abre un Nicol Bolas. Mi primer pick es un Horizon Scholar, nada muy allá, pero un más que aceptable pick 1. A partir de aquí empieza el festival, ya que mi segundo pick es un Valiant Knight y en el sobre falta... una común. ¿Qué sentido tiene esto? 

El jugador de mi derecha tiene a su derecha al señor del Nicol, que seguramente intentará jugarlo, por lo que picar una carta blanca o verde, es una buena forma de empezar. ¿Qué común es mejor que el 3/4? Yo diría que ninguna, así que pienso que seguramente haya cogido una foil, lo cual me deja sin clave alguna sobre qué está pasando, ya que el caballero, a pesar de no ser una megabomba, está por encima de gran parte de la colección. Mi siguiente pick es un Murder, pero es la última carta negra que veo ese sobre. Mi deck parece tener el blanco como primer color, y el azul como segundo, aunque tengo alguna carta roja, bastante parecida a la de ayer aunque con menos punch. En el segundo sobre, tras abrir un Sleep, me cierro en azul como segundo color.  

 Sleep tiene muchas similitudes con Heroic Reinforcements, aunque sean totalmente cartas distintas, y la carta multicolor lógicamente sea mejor. Realmente, Sleep no es una carta azul, un color bastante defensivo, pero es un reprint típico de ediciones básicas, donde el azul siempre ha tenido un toque de tempo. Si tenemos presión en mesa, Sleep va a ser fantástico; si no somos agresivos, va a compramos un turno por una carta, algo poco recomendable. Al final esta fue mi baraja:

 

 

Pese a tener una temática parecida a la del día anterior, este deck tiene muchos agujeros. Vamos a ir desenmascarándolos. Primero, juega dos efectos de pump masivo y un aura bastante malo, que bien puesto en un Rustwing Falcon puede ser partida, pero ''solo'' jugamos 16 bichos. Este tipo de deck tiene los huecos muy contados. 16-17 lands, 4-5 spells (2 o 3 pump masivos) y 2-3 removal. Cada carta que no es un bicho hace peor nuestros pumps

Enfoqué el deck a ser aggro, cuando en realidad, mis armas eran ''perfectas'' para jugar algo más tempo. Podía jugar 16 lands, eso estaba bien, pero, ¿por qué no quitar el aura y un Inspired Charge por dos Essence Scatter? Tengo cuatro removal para limpiar los bichos que se han resuelto, junto con dos Star-Crowned Stag parece suficiente. Pasó lo que tenía que pasar, mis bichos pegaban de 1 en 1 y no conseguí cerrar partidas que tenía ''cerradas'' porque se resolvieron dragones y de todo. Este deck aparentaba de 2-1 o 1-2, si lo hubiera montado bien seguramente de 2-1 sólido.

La primera ronda juego contra Nicol Bolas de nuevo, dejando a 1 a mi oponente en la primera partida y a 2 en la tercera, tras darme la varianza una bofetada con 8 tierras y 2 Rustwing Falcon como mis 10 últimos draws. Para acompañar a Nicol también había una Lathliss, Dragon Queen, me pregunto si alguna vez combaría...

La segunda juego contra una especie de ''Naya'' con Vivien de nuevo, pero consigo robar dos games con la ayuda de Sleep y Departed Deckhand, otra carta que de azul tiene poco.

Y la tercera ronda fue el drama. ¡DRAMA! Mi oponente juega UG, de nuevo pienso que mi deck, por razones de construcción, tiene que tener un buen emparejamiento contra algo así. Si mi removal cuesta 3 o 4 y sus bichos buenos 5 o 6, estoy sacando mucho tempo, no hablemos ya de Essence Scatter tras banquillear. La primera partida salgo perfecto y le como la tostada por los aires. El game 2 está apretado, tengo tres tierras -dos llanuras y una isla- en mano, 2x Inspired ChargeGallant CavalryValiant KnightSleep. ¿Ya veis por donde voy? Tras robar una llanura sigo aplicando presión y aguantando, pensando que la isla llegaría algún día, pero jamás aparece y acabo perdiendo ante un volador. En la tercera partida mulligan a 5 y se acabó el sueño polaco.

 

Tras otra hora y media de parada volvemos a Standard y mi oponente llega tarde consiguiendo un Game Loss, que no me ayuda a conseguir la ronda ya que me da dos palizas con su Mono Blue Storm. No tengo ni idea de cómo afrontar este emparejamiento, necesitas mucha disrupción y presión, por no hablar de que Sai, Master Thopterist está rotísimo contra nosotros. Así llegó la primera derrota en construido y la única real en Standard, porque en la ronda 12 tras ganar la primera partida a una BG Constrictor decido dropear, por empezar un torneo con premios decentes y ya no optar a nada con 7-4 más que a algún Planeswalker Point.

 

Y así, amigos, acaba mi historia del Nacional en Polonia. Bueno, junto con una buena paliza de viaje de vuelta llegando a casa en torno a media noche, para enganchar 10 horas seguidas planchando la oreja...

Me encantaría que me dejarais en los comentarios si os ha gustado este tipo de artículo, si os gustaría que hablará más de Limited, si pensáis que RB es el barajote definitivo o si sabéis cómo ganar a Storm, especialmente la última :P

 

¡Un saludo y nos vemos pronto!

 

Carlos Oliveros

@CarlosOlivetti

Etiquetas: Standard, Draft, RB Aggro, Nacional, M19