Demo

Flashback

fShare
10

El final de este año 2016, magiqueramente hablando, no está siendo una buena temporada para mí. Si miro atrás, empecé consiguiendo un gran puesto a comienzos de 2016 en el Grand Prix Bolonia, un top16 con mi baraja prefería, Past in Flames, de la que podéis encontrar un artículo que hice sobre ella en esta misma web.

Este resultado vino después de finalizar el año 2015 perdiendo el win and in para hacer top8 en el Grand Prix de Madrid de formato sellado, y poco después hacer top8 en el Regional PTQ que clasificaba para el Pro Tour Atlanta, perdiendo la plaza en unos ajustados cuartos de final. No había conseguido mi objetivo de volver al Pro Tour, pero estaba acariciándolo, y con constancia y dedicación, notaba que estaba por llegar pronto. Esa sensación, lamentablemente, se ha ido desvaneciendo según avanzaba el año. Tras Bolonia, vinieron los Grand Prix de París, en el que alcancé el top 64, y de Barcelona, en el que un empate que debió ser una victoria, me privó de los puestos de dinero. 

Tras esto, comenzó el verano, y en Rimini me estampé de mala manera no logrando pasar al segundo día de competición, algo que conseguí olvidar en Lille, tras un buen comienzo de 8-1 en el Grand Prix, que se torcía hasta un resultado de 10-5 en el segundo día de competición. Cosas del Modern

Tras esto, tan solo quedaban Varsovia y Madrid como Grand Prix para afrontar en 2016. En el primero me rajé de jugar UW Flash para cambiarla por Grixis Emerge unas horas antes del evento, empezando 6-0 y acabando 6-3 el primer día, para maquillar con un 10-5 el resultado. En Madrid, empecé con un récord de 5-0, que terminó en un 5-4 tras perder nada menos que cuatro rondas seguidas. Sinceramente, creo que en este eventoes la segunda vez en mi vida que pierdo más de tres rondas seguidas, algo bastante duro de afrontar, pero que seguro que tiene justificación lógica si lo analizamos.

 

En Madrid, decidí enfundar Mardu Vehicles. Quizás no fuese el mejor deck, pero sí era el que conocía con más profundidad, con el que más claro tenia la forma de banquillear, y no me sentía desfavorecido en el emparejamiento con UW Flash o BG Delirio. Mis derrotas no vinieron de manos de estas barajas, pero no todo el formato eran estas dos. Esperaba jugar alrededor de 5 de mis siete rondas el primer día contra una combinación de estas dos, pero tan solo fueron tres copias, y perdí contra lo demás, tras dar una importancia demasiado grande a estos cruces.

Mi alternativa era enfundar RG Marvel, pero no me atreví, por el factor random de la baraja. Un error terrible, mirándolo a posteriori, ya que había testeado la baraja y acabó siendo la gran triunfadora del fin de semana en distintas partes del planeta.

¿Por qué escribo estas líneas acerca de mis buenos o malos resultados? Tan solo intento poner en perspectiva la situación en la que me encuentro, e intentar que vosotros hagáis lo mismo, ahora que se acerca el fin de año, y uno nuevo está a punto de comenzar. Es cierto que el año de Magic funciona de Mayo a Mayo, y no de Enero a Diciembre como el año natural, pero esto solo suele ser relevante para aquellos jugadores inmersos en la carrera de Pro Points, los cuales podemos contar con los dedos de una mano en España. 

Dentro de poco, Aether Revolt estará en el mercado, y se introducirá en Estándar de lleno, y unas semanas después de esto, el Grand Prix de Barcelona es el evento con el que muchos arrancaremos el año competitivo. Hay que estar preparado para ello, y hay que intentar verlo en perspectiva. Ya conocéis que mis últimos GP han ido del 6-0 al 6-3 y del 5-0 al 5-4, resultado mediocre y malo respectivamente, independientemente de que haya sido con esa trayectoria de muchas victorias seguidas de muchas derrotas. 

No me limito tan solo a los Grand Prix, también los PrePTQ son importantes. Hace un par de temporadas que no solo yo, sino el equipo entero de Show&Tell no consigue cuajar una participación alta en el RPTQ de cada temporada, y esto es algo que todos podemos mejorar. 

Podría hablaros de lo importante que es descansar antes de un torneo, mantenerse bien hidratado, comer algo, y un sinfín de factores adicionales, pero todo esto no tiene tanta importancia como algo tan simple como es jugar a Magic con mucha frecuencia. 

Desde finales de Mayo, trabajo a tiempo completo en Rebellion, una de las tiendas de Magic y Ocio referencia de Madrid, y posiblemente de España.  Esto hace que esté muy en contacto con el mundo de Magic, como es lógico, estando muy al día de todas las novedades y actualizaciones del metajuego. Por contrapartida, el horario de tienda de cara al público, junto con la cantidad de horas diarias que le dedico a Magic exclusivamente, hacen que mi dedicación al juego competitivo sea menor que hace unos meses. 

Normalmente se suele decir que jugar es lo más importante, que hay que testear mucho y jugar un montón de partidas con las barajas que queremos llevar a torneos competitivos para obtener buenos resultados. Muy pocas personas hacen caso de esto, y hoy os puedo decir que no hay peor error que no hacer caso a este consejo. 

No quiero decir que si juegas mucho conseguirás rondar los top8 de Grand Prix y si de repente dejas de jugar empiezas a no hacer día 2. Hay un término medio. Sin embargo, si me preguntáis, os diré que el porcentaje de rondas que ganaréis si jugáis mucho es muy elevado con respecto a si no jugáis. Claro, esto es de cajón, pero sin embargo casi nadie sigue esta regla, y al final acabamos jugando formatos random en el MOL o testeando un deck que nos ha hecho gracia en Modern en lugar de dedicarle un montón de horas a lo que realmente importa. 

No es mi intención extenderme demasiado en este tema, ya que creo que todos los jugadores competitivos conocemos la importancia de dedicar a Magic y al testeo real un montón de horas, pero sí me gustaría que cada uno de vosotros hicierais un  análisis en frío de vuestra trayectoria en los últimos meses en los torneos competitivos de Magic, y analicéis por qué ha cambiado la proporción de rondas ganadas, si es que ha cambiado. En ocasiones esto es porque tenemos menos tiempo para dedicarle, o simplemente preferimos dedicar menos tiempo.

Quizás las barajas del momento no encajaban bien con tu estilo de juego, o quizás has evolucionado como jugador y ahora ganas más partidas que antes.  En cualquier caso, quería compartir con todos vosotros mi visión y situación sobre este tema, y espero que al algunos de vosotros os pueda servir de ayuda de cara al nuevo año para analizar vuestro juego, conseguir identificar donde falla, y mejorar los resultados de cara a 2017. 

Como siempre, podéis compartir en los comentarios vuestros puntos de vista, y todo aquello que queráis comentar será respondido.

fShare
10

Etiquetas: Retrospectiva, Conceptos