Demo
 

Aprendiendo a Perder

“El arte de vencer se aprende en las derrotas”

-Simón Bolívar

Siempre he considerado la derrota como un total fracaso, una manera de estropear todo lo que he hecho en el último mes de testeo: las partidas, las lecturas, los debates y las formas de mejorar el método de trabajo, pero ¿Es perder algo tan catastrófico?

Supongo que si me preguntaseis esto hace un tiempo respondería “¡SÍ!”, pero el tiempo me va dando una perspectiva diferente: sí, juego para ganar, y no, perder no es algo horrible.

 

¿QUÉ SIGNIFICA LA DERROTA?

Derrota, dura palabra. Creo que su significado es algo muy subjetivo y tú, seguro que tienes uno propio. Para mí, perder (si lo aceptamos como sinónimo)supone no conseguir mi principal objetivo. Ahora te pregunto ¿Perder implica haber fracasado como jugador en un evento? Antes lo creía.

Es muy común relacionar victorias con nivel y esto es algo muy peligroso. Yo con 16 años ganaba más que ahora y, creedme, soy mucho mejor jugador que entonces. Claro, antes asumía que ganar era ser bueno y, cuando la racha de suerte se acabó, pasé a ser malo (creedme, soy el jugador más sobrevalorado del ámbito nacional ;) ) ¡Menudo error! Mi nivel como jugador era el mismo.

¿Cuál era el problema? A día de hoy afirmo que mis objetivos y mi forma de entender la derrota. Antes tenía un único objetivo: ganar. Si no ganaba estaba haciéndolo mal por lo que era malo. Ahora ganar es mi principal objetivo, pero creedme cuando os digo que tengo muchos otros que cumplir. 

No, no hablo de objetivos secundarios que acaban en “disfrutar y pasármelo bien en cada torneo”, si no me lo pasase bien no jugaría, me refiero a objetivos mucho más pequeños, que ayuden a mejorary, sobre todo ¡Necesarios!

 

¿ES PERDER IMPORTANTE?

Supongo que sí. Verás, perder es el suceso que te hará mejorar. Si ganases todos los torneos, todas las rondas, no necesitarías mejorar porque ya lo ganas TODO. Es cuando te esfuerzas, luchas y pierdes cuando tu derrota debe ayudarte a mejorar.

Como jugador, tras un fin de semana con un mal resultado (que es algo bastante común) siempre he sido muy crítico y objetivo a la hora de analizar qué he hecho antes y durante del torneo. Cada periodo clave del calendario en el que he fracasado me ha ayudado a mejorar mi método, a preguntarme “¿Qué más necesito?”, a seguir creciendo y, la verdad, es de lo que más orgulloso me siento como jugador.

Perder debe suponer una búsqueda de mejoría que no estabas aprovechando, por ejemplo ¿Sabes qué hacen tus compañeros cercanos cuando pierden? Es difícil tratar de sacar nuestra parte más sincera y decirle a alguien “Oye, últimamente he notado que no mejoro con los torneos y no me va bien ¿Tú qué haces para mejorar tus fallos?”.

Una anécdota que me ha marcado como jugador os explicará bien esto. Tras una racha horrible de resultados pregunté a Javier Domínguez sobre por qué estaba tan estancado. Durante la conversación me enseñó una hoja de Excel donde salían sus resultados, porque a veces, perdemos la perspectiva de lo que hacemos estando en rachas buenas o malas. Desde ese mismo día he ido evolucionando e intento registrar más datos de manera sencilla, eso implica más análisis y más facilidades para ser consciente de las cosas que hago. 

Yo no tengo mucho trato con Thalai, pero le admiro como jugador. Preguntar a una persona más o menos extraña y reconocerle que piensas que eres un paquete es duro, pero en ocasiones hay que perder “puntos de ego” y ganar “puntos de jugador” ¿Conclusión? Pregunta a gente mejor que tú, sincérate y ESCUCHA, te servirá.

 

PERO ¿ES PERDER ALGO DECISIVO?

No, no lo es. Perder es algo natural y necesario. Tenlo claro, VAS A PERDER. Quizás no hoy, pero perderás y debes aceptarlo. Tranquilo, a mucha gente no le resulta fácil, yo incluido.

Hace un tiempo leí un artículo de Brad Nelson que me llamó la atención. En parte la idea era que “un torneo está hecho para crear perdedores”. Esto es así, ten en cuenta que cuando vas a jugar, el sistema hace que una minoritaria parte gane y el resto pierdan. Yo no tenía conciencia de esto cuando jugaba, pero si lo ves así, entenderás que perder es algo normal, no te preocupes si lo haces.

Ahora, mira este vídeo:

 

Soy muy fan del movimiento Free Style de rap, este vídeo es un promocional de Arkano para la Red Bull Batalla de los Gallos 2016, siendo el ganador de la edición del 2015. Me parece espectacular que alguien que ha ganado un campeonato mundial y es conocido como uno de los mejores del mundo diga “Perder es algo natural, las derrotas son parte de la vida” ¡Qué razón tiene!

¿Por qué es importante aceptar las derrotas? Porque si no lo haces aparece una cosa muy peligrosa: el miedo a perder. Es un limitador enorme cuando estás jugando, preparando un torneo o simplemente esperando a tu siguiente ronda. En el caso anterior, Arkano sabe que ganar es algo muy difícil y que lo normal esperder. Esto no debe marcarte, tienes que aceptar la derrota y aprender de ella.

Seguro que has pensado infinidad de veces ¿Y si pierdo después de todo lo que he preparado este torneo? ¿Qué va a pensar la gente de mí si vuelvo a perder una semana más? ¿Qué pasará si estoy a punto de alcanzar mi objetivo y fracaso?

 

NADA, NO PASARÁ ABSOLUTAMENTE NADA.

No serás peor jugador, no va a empeorar lo que los demás piensen de ti y si pierdes mañana, tranquilo que el mundo no colapsará y la semana que viene tendrás otra oportunidad. Tampoco me malinterpretes, no debe darte igual perder, eso te llevará al conformismo y si de verdad te importa ser bueno en este juego (que no ganar) tienes que trabajar sobre tu derrota. Un consejo que te ayudará mucho: no quedar en el puesto que tú deseas no es la única forma de salir ganando en un torneo. Antes os hablaba de objetivos y es algo muy importante que te ayudará a crecer de manera rápida y efectiva.

 

FIJANDO OBJETIVOS

Está más que demostrado, los objetivos a medio-largo plazo se convierten en tediosos, demasiado difíciles de cumplir y poco motivadores. En el deporte ya se ponen metas intermedias que sirvan como revulsivo para mejorar tanto individual como colectivamente, esto te acercará a tu objetivo final.

Para fijar mis objetivos yo he analizado mucho mi juego y creo que esto es necesario. Si quieres mejorar debes verte desde fuera ¿Sabes en qué fase de los diferentes turnos cometes más fallos? ¿Recuerdas cómo te sentías cuando cometiste un fallo? ¿Influyó eso en tus errores? Y si no lo sabes ¿Cómo quieres mejorar algo en lo que no sabes si fallas? Este es un proceso que, para mí, todos los jugadores que quieran mejorardeben hacer (y que casi nadie hace). 

A partir del análisis profundo de tus partidas fijarás tus objetivos, sabrás cuáles son tus puntos débiles y, lo más importante, te tocará ingeniártelas para convertirlo en puntos fuertes. Haz una lista de tus metas para tu próximo torneo, llévala a cada ronda y ve cumpliéndola, igual no ganas, pero si has cumplido tus objetivos no deberías irte descontento.

Ahora bien ¿Cuáles deberían ser tus objetivos? Esto es algo muy personal, pero es muy fácil equivocarse. Un objetivo mal marcado es incluso peor que no tener objetivo, así que sigue estas reglas:

- Fija siempre metas que se puedan cumplir, esto es algo básico. Usamos los objetivos secundarios para hacer refuerzos positivos y evolucionar, si nunca los cumples estás haciendo algo mal, y no, no estás jugando muy mal, tusobjetivos están mal fijados.

- Evita los casos que impliquen todo o nada como “Hacer bien todos los ataques”. Sieste es tu objetivo, fallarás en 98 de 100 torneos y eso te llevará a generar frustración (“Total, si soy malísimo y nunca lo consigo hacer bien” es algo que a mí me ha pasado).

- Tus metas se deben centrar en cortos periodos de tiempo. Es más útil fijar un objetivo que se pueda repetir cada ronda a uno que pueda pasar solo una vez en el evento. Tener que hacer algo muchas veces mejorará tu concentración en esa situación y tendrás margen de error porque se repetirá varias veces. 

- Marca siempre un número de veces en las que debes hacer tu objetivo, por ejemplo “Si tengo dos contrahechizos en la mano, elegir 5 veces bien cuál jugar”, así podrás cuantificar tu evolución.

- No pongas metasdemasiado específicas, básate en la táctica general. Es mejor decir “Valorar mi carta clave y no perderla fácilmente” que “No atacar con mi  Smuggler's Copter si mi rival se queda abierto y parece que tiene removal”. Estás aislando demasiado tus metas y cuando no juegues Copter tu aprendizaje se quedará vacío.

Seguro que has perdido muchas veces, pero al final cada derrota te va esculpiendo como jugador y esculpir supone quitar lo que sobra. Aprende y disfruta del camino, si te lo propones tus derrotas te ayudarán en tu próxima victoria.

 

"He fallado más de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. 26 veces han confiado en mi para tomar el tiro que ganaba el juego y lo he fallado. He fracasado una y otra vez en mi vida y eso es por lo que tengo éxito."

- Michael Jordan

 

¡HASTA LA PRÓXIMA!

PLAYMOBIL ;) (@DavidPlaymobil en Twitter).