Demo
 

Innovando en Old School

Muy buenos días y bienvenidos a una tirada más de las locuras de Diliz hablando del formato más innovador de Magic: Old School. Sonará paradójico, puesto que es un formato que recoge las primeras colecciones que existen, y no hay cartas nuevas que hayan entrado o salido de él (salvo manipulaciones de la Banned&Reserved list). Pero por otro lado, es un formato relativamente nuevo, hace pocos años que los suecos lo han puesto en el mapa; y por tanto, no está del todo explorado. Y ya que se acerca Dominaria, con un flavour brutal, y trayéndonos muchos recuerdos a los viejunos como yo… Eso es lo que voy a intentar hacer hoy: innovar.

Empecemos por la teoría, como a mí me gusta. Básicamente hay tres maneras de innovar en un mazo.

 

1. INVENTAR UN MAZO DESDE CERO:

Ésta es la manera más complicada de las tres. Normalmente, suele ser por cartas y/o mecánicas nuevas que salen y que combinan muy bien entre ellas, y eso da lugar a un mazo totalmente nuevo basado en ellas. En estándar sucede constantemente, a medida que sacan nuevas colecciones y las viejas rotan. En los formatos eternal es más complicado, y más teniendo en cuenta que existe internet, pero sigue siendo posible. Sobre todo, porque aunque no salgan cartas, sí que entran nuevas.

Obviamente, en Old School es muy complicado este tipo de creaciones, puesto que tenemos un pool muy definido que no varía en el tiempo. La única manera que hay es que saquen una carta de la lista de prohibidas (incluso restringidas) y aparezca un mazo alrededor de esa carta. De momento vamos a descartar esta posibilidad…

 

2. FUSIÓN DE DOS MAZOS:

Se trata de identificar qué es lo que funciona bien en dos mazos diferentes y ver que casan entre ellos, porque tienen mucha sinergia. Por ejemplo, en un mazo de control con Guardian Beast, al tener sinergia con artefactos, meter el combo de Power Monolith.

Otro ejemplo sería este mazo de Atog que es poco más que una Ponza con artefactos. Dave Firth, el autor de este deck, supo identificar cuáles eran los problemas que se encontraban los dos mazos en Old School: Ponza tiene pocos peta-tierras como para sólo poder basarse en eso, a pesar de contar con las Blood Moon. Por otro lado, la Atog no tiene artefactos suficientes y carece de control de la mesa. Por eso aunó los dos mazos, añadiendo además los rayos para darle algo de alcance. Además, tiene cartas que le vienen bien a las dos estrategias, como el Ankh of Mishra. La verdad es que el mazo es una obra maestra.

 

3. DERIVACIÓN DE UN MAZO YA EXISTENTE:

Por último, existe la opción de coger un mazo que ya existe y darle una vuelta de tuerca más. A veces, eso da lugar a un mazo parecido al original y se puede decir que lo único que has hecho es ajustarlo al metagame. Pero otras veces, eso acaba derivando en un mazo totalmente nuevo, véase por ejemplo la Abzan, que comenzó siendo Jund con Lingering Souls para el mirror y acabó desechando totalmente el color rojo para convertirse en lo que es hoy en día.

Y os pongo un ejemplo de Modern para que veáis que estoy al día y también porque esta tercera opción es la que voy a intentar hacer hoy, explicando además todo el proceso. Para ello, vamos a empezar por el mazo inicial, que no es otro con el que pacté la final de la Liga Norte en Enero:

Ya veis que aquí no hay nada de innovación, es la típica UR CounterBurn que te encuentras siempre por las mesas. Pero a pesar de que el mazo me encanta (es mi favorito) tiene una ligera pega: a pesar de meter 15 cartas de banquillo pierde contra The Deck. Y odio perder contra un mazo contra el que se supone que se inventó este arquetipo. Así que me dije: ¿Cómo podemos hacer para que sin ser peor contra otros mazos, podamos ganar a The Deck?

 

Y ahí fue donde comencé a experimentar. Para empezar, quité cuatro cartas sueltas (una montaña, Control MagicShatterFireball) y metí 4 Black Vise. La verdad es que el mazo iba muchísimo mejor contra The Deck, y seguía ganando los emparejamientos de antes. ¡Incluso a veces hacía jugadas divertidas como hacerle robar al otro con dos Black Vise en mesa! Yo estaba encantado con la baraja y ganaba a The Deck, hasta que me tocó jugar contra la versión que juega The Abyss. ¿Qué no sabéis cuál es? Sin pegas:

 

Esta versión no lleva bichos, y en UR no hay manera de quitarte los Abyss de encima, así que tomé una decisión drástica y me dejé los 8 bichos en el banquillo para meter una pila de ráfagas y peta-artefactos en la segunda partida. Y gané. Y jugamos la tercera. Y gané de nuevo. Y entonces pensé: ¿Para qué demonios necesito los bichos? Lo cual nos lleva al siguiente punto, que es hacerse una Burn al uso, monorroja y con todo el daño directo que pilles. Pero le tengo demasiado aprecio a mi Ancestral de beta como para hacer algo así, y además soy fiel defensor de que siempre hay que jugar azul en Old School; si no te vas a encontrar preguntando qué demonios haces cuando podrías estar robando tres antes de ir.

Además, el azul nos aporta también un rayo muy bueno: la Psionic Blast. Combinando estos dos colores, y con todos los artefactos que hacen daño que se me han ocurrido, hemos montado un híbrido bastante extraño. Os dejo foto, pero pensad que tanto los números como incluso las cartas pueden estar mal. Igual alguna sobra u otra falta, no lo sé.

He metido peta-artefactos (que hacen daño también, importante) y como finisher tres Ball Lightning y una Fireball. La base de maná está hecha para que todo dé rojo (menos las incoloras) pero tengamos el máximo de fuentes azules, aunque con una que dé azul nos basta y rojas vamos a necesitar 3 para las Ball Lightning (el loto también ayuda XD). Puede parecer que tenemos poco daño directo, pero tened en cuenta que cualquiera de los 11 artefactos de turno uno o dos nos van a limar bastantes vidas.

Para el banquillo he dejado otra gran desconocida en este formato, que creo que está underplayedPsychic Purge. Contra bichos entra junto con los terremotos, y contra Monoblack las risas están aseguradas, sobre todo porque no se la espera. El resto es lo de siempre, ráfagas de todos los colores y los Energy Flux contra Monobrown y The Deck.

Esto (o algo muy parecido) es lo que voy a enfundar en la próxima jornada de la Liga Norte de Old School. Sé que las cartas no son todas de Beta (hay bastante 4ª) y que el mazo está sin pulir, ¡pero al menos no hay borde blanco a la vista! Espero que os haya gustado esta prueba de que se puede innovar en Old School, que a pesar de ser un formato “viejo”, no está obsoleto ni mucho menos. Si tenéis dudas estoy en Twitter @diliz13 y si queréis subir fotos de mazos sois bienvenidos. Hasta la próxima y que el Borde Negro de las cartas os acompañe.

 

Andoni Diliz

@diliz13