Demo

Magic Arena - El inicio de la carrera espacial de Wizards of the Coast

Magic Arena está en boca de todos últimamente. La beta abierta ha dado lugar a una avalancha de jugadores ansiosos por probar la apuesta de Wizards para competir en el mercado de los E-Sports. Desde Show&Tell no vamos a ser menos y como buenos adeptos al juego, todos hemos jugado ya a Magic Arena. A continuación están mis primeras impresiones al respecto.

 

Related image

 

JUGABILIDAD

El juego tiene la difícil misión de aunar dos comunidades con gustos y peticiones bastante alejadas. Aún estando en la Beta, desde Wizards han conseguido dar con un sistema que más o menos contenta a todo el mundo. El juego está en una forma predeterminada que no permite bluffear. Sí, si juego azul y tengo tres manas abiertos no podré pararme a pensar, cuando mi oponente castee un hechizo, se resolverá automáticamente. Esto se puede resumir para cualquier tipo de interacción, si no puedo interactuar estoy en el famoso modo “F6”. Básicamente deja jugar al oponente sin preguntar en cada paso de prioridad. Así, el juego se desarrolla con mucha más fluidez y evita la necesidad de conocer cómo funciona la prioridad en Magic, ya que el juego decide por ti. El mayor contra, perder una faceta del juego tan importante como es el bluff. El equipo de diseño lo ha solucionado habilitando una opción de control total (pulsando la tecla Ctrl) en la que mantenemos por defecto la prioridad hasta cuando jugamos un hechizo. Así todos contentos, más o menos. 

Por otro lado está la solución al tiempo que se emplea en jugar. Cuando llevas “pensando”, o jugando hechizos, durante un tiempo considerable, da igual si es tu turno o el del oponente, aparece un reloj que dura aproximadamente un minuto. Tienes varios “relojes” que aparecen en la esquina inferior izquierda. Cuando los consumes todos, pierdes el juego. En el MOL (Magic Online) decidieron dar 25 minutos a cada jugador y, el contador solo empieza a correr mientras mantengas la prioridad. Aquí es inviable debido a que no se respetan los pasos de prioridad por defecto. El reloj es una solución a medias. Con Standard, aparentemente, nadie iba a tener problemas de tiempo para completar un turno. Probad a jugar un sellado e incluid a Niv-Mizzet, Parun en vuestra baraja. Cada vez que cojáis el turno saltarán dos triggers por defecto, y cada vez que juguéis un hechizo, dos más (uno de ellos incluye hacer un objetivo). Es relativamente sencillo invertir más de dos minutos en jugar nuestro turno, ya que no solo tenemos que resolver todos los triggers, sino también pensar cómo lo vamos a hacer. Por no hablar de si nuestro oponente quiere intervenir en algún punto. En este caso, cada vez que pasamos la prioridad el reloj se detiene pero en cuanto vuelve, comienza a correr donde se había parado. En defensa del reloj hay que apuntar que cada vez que juegas un hechizo suma unos segundos extra pero a la larga no es suficiente. 

El juego es capaz de ser fluido y sencillo, a la vez que mantiene la opción de ser tan completo como el MOL. A cambio, actualmente no se puede jugar ningún tipo de combo o similar en Magic Arena.

 

ECONOMÍA 

Para este capítulo, mi compañero Nasan escribió una pieza bastante detallada que arrojará bastante más luz sobre el tema de lo que yo pueda hacer. 

Por ahora existen dos maneras de generar cartas, pagando o farmeando. Y lo más importante, actualmente la figura del grinder no tiene cabida ya que no existe manera de generar ningún tipo de “ingreso” monetario directo gracias a Magic Arena. Sin embargo es un juego muy visual y agradable a la vista. La experiencia de juego se parece más a la de un videojuego que a la de un simulador como el MOL. Y esto va a hacer crecer la comunidad de streamers de Magic de forma inevitable. Generar contenido es la única manera de ganar dinero con el juego. 

 

¿COMPETITIVO?

El juego ofrece un control total de todas las fases, habilidades, contadores, objetivos y diferentes elementos. Está pensado para que la experiencia de juego sea muy similar a la real, excepto por el contador de tiempo. En el caso de que encuentren una solución al manejo del reloj, el juego está preparado para resolver diferentes problemas e interacciones con bastante soltura. Sin embargo, las partidas de Magic, llegado el momento, pueden llegar a extremos muy ridículos, y el programa tiene que estar preparado para ello. Además a de mantener la fluidez y claridad visual actual conforme entren mecánicas nuevas y diferentes interacciones. Queda mucho recorrido antes de que Magic Arena esté preparado para el circuito competitivo. Pero igual que parecía difícil atraer al jugador casual y al competitivo al mismo lugar, solo es cuestión de tiempo y trabajo que Magic Arena albergue competiciones abiertas de mayor nivel, a la vez que al jugador casual que pasa el rato jugando sin mayor aspiración que disfrutar la experiencia. 

 

PROYECCIÓN 

Magic Arena es el videojuego definitivo de Magic. El MOL ha sido un simulador que ha servido de herramienta en el momento que jugar en físico era imposible. Con Magic Arena se pretende claramente mejorar la experiencia de juego y pasar del simulador al juego divertido y ameno, con una interfaz llamativa que no espante a los nuevos jugadores. Hasta aquí, objetivo casi cumplido. 

Existe un elemento muy importante, que ha llevado a Magic a ser lo que es, la comunidad. El juego está acumulando gran actividad en las redes por la novedad y las expectativas puestas en él, pero no cuenta con un sistema de interacción entre los jugadores. Sin un sistema de conexión interno en el juego, su proyección disminuirá considerablemente conforme la moda y la expectación inicial pase. Dicho esto, Wizards está poniendo un empeño especial en renovar la imagen de Magic y Magic Arena es su buque insignia. Podemos esperar muchas novedades al respecto de un sistema del cual no tenemos aún ninguna pista pero que le va a dar otra dimensión más al juego y es tan importante, o más, que la interfaz llamativa o la jugabilidad.

 

Magic Arena ha venido para quedarse y ser uno de los grandes activos de Magic: The Gathering en la era digital. Queda mucho recorrido, pero es innegable que, al menos, ha sido un buen comienzo. Solo el tiempo dirá si es capaz de cumplir todas las expectativas. 

 

Raúl Vallejo

@RaulVallejoMTG 

Etiquetas: Magic Arena