Demo

Preparando el trío de tus fantasías

‘‘Give me six hours to chop down a tree and I will spend the first four sharpening the axe.’’ 

[Dame seis horas para talar un árbol y pasaré las cuatro primeras afilando el hacha]

― Abraham Lincoln

La preparación es fundamental para todas las tareas que queramos abordar con éxito, por supuesto esto incluye los torneos de Magic. El artículo que nos ocupa trata sobre la preparación de los torneos por equipos, así que si buscáis métodos de preparación generales para un torneo igual no encontráis aquí todo lo que buscáis y debáis mirar otros sitios como este o este que son estupendos artículos escritos en esta misma página sobre el tema. Asimismo, hablaremos de cómo afrontar los torneos junto a nuestro equipo y trataremos de cubrir todas las diferencias y dificultades que plantean este tipo de formato respecto a las competiciones individuales.

Sin más preámbulos, comienza la guía hacia el éxito en los tríos en seis cómodos pasos:

 

¿Por qué tríos?

Si habéis vivido en una cueva este último año, no os habréis enterado de que 2018 marcaba el 25 aniversario de este nuestro querido juego. Entre las distintas celebraciones que Wizards of the Coast ha llevado a cabo, hay una que es la que hoy nos atañe, una abundancia sin precedente de torneos por equipo. Este año, más que en ningún otro, saber afrontar un torneo por equipos ha sido fundamental en el panorama competitivo y, aunque no sabemos qué deparará el futuro, no está mal usar lo aprendido para fortalecer nuestra futura preparación en caso de que siga habiendo eventos del estilo. 

A un nivel personal, he tenido la oportunidad de participar en tres torneos de tríos en este último año (cuatro si contamos el GP de Liverpool de los próximos días), estos han sido los dos GPs de Madrid y el RPTQ de tríos que clasificaba al PT25. De cada evento he sacado diferentes lecciones que hoy busco compartir con vosotros para evitaros cometer los errores que mis equipos y yo cometimos en el pasado. 

 

Primer paso: forma tu equipo

Lo sé, lo sé, estáis mirando a la pantalla con cara de pasmaos pensando: “joder, gracias Mr. Obvious”. Todos sabemos que hay que formar un equipo, pero ¿cómo podemos hacer para asegurarnos de que vamos a tener el mejor equipo posible?

La realidad es que la mayoría de nosotros no nos calificamos como los mejores jugadores del mundo, pero eso ya lo sabíamos. Nuestro objetivo es encontrar a dos personas que encajen lo mejor posible con nosotros, que tengan unos objetivos similares y unas ganas de trabajar parecidas a las nuestras. A todos nos encanta jugar con nuestros amigos, pero si tu supercolega no es demasiado competitivo (o lo es mucho más que tu), se pueden generar fricciones a la hora de testear o de cumplir con las responsabilidades de cada cual. Por ello, es fundamental que encontremos gente de la que no tengamos que estar tirando para que haga cosas porque nosotros queramos jugar más, leer más, o cualquier cosa que se os ocurra. Debemos estar todos en el mismo punto.

También es útil, que no imprescindible, que podamos jugar con la gente de nuestro equipo en físico, ya que esto aumentará la confianza entre nosotros y mejorará nuestra comunicación y sinergia de cara al evento. Por desgracia, a menudo esto es imposible. De hecho, los dos GPs de tríos de Madrid me pillaron en mi Erasmus y mi contacto con el equipo era puramente telemático, lo cual se acabó notando ya que al sentarnos a jugar nos faltaba algo de confianza entre nosotros a la hora de ayudarnos y/o criticarnos.  Pero como digo, esto no es imprescindible y es fácilmente solucionable con buena comunicación.

 

Segundo paso: formato y barajas

Más obviedades, tenéis que conocer el formato que vais a jugar. No todos los torneos de tríos son iguales y eso afectará a vuestra preparación. Los tipos más comunes de torneos son: Sealed, Unified Modern, Unified Standard, Constructed. 

- Sealed: para los tríos de sellado recibiréis 12 sobres y debéis montar 3 barajas con el contenido de los mismos. Para estos torneos necesitaremos conocer muy bien el formato limitado que corresponda, pero también necesitaremos entender las fortalezas y debilidades de cada una para así poder repartir los mazos de la forma más adecuada. Hay mucha teoría que desgranar aquí y quizá lo hagamos en un futuro, pero hoy nos centraremos más en otros aspectos de los torneos.

- Unified Modern/Standard: las normas para el formato Unified son que, si una carta aparece en una baraja, aunque sea una sola copia, ningún otro jugador del equipo podrá jugar esa carta, quedando exentas las tierras básicas. La elección de las barajas debe ser un trabajo grupal, ya que lo que cada uno pueda jugar dependerá de lo que jueguen los demás. De poco sirve que cada uno se emperre en jugar su mazo sin tener en cuenta al resto, somos un equipo. En un formato como Modern, es posible que tengamos especialistas en una baraja y eso nos incentive a elegir los otros mazos de forma que nuestra especialista pueda jugar su deck sin problemas, pero intentaremos siempre ser lo más flexibles posibles.

- Constructed: en este formato cada jugador tendrá que competir en un formato diferente (siendo Standard, Modern y Legacy los más comunes) y es aquí donde más se pierde el aspecto de equipo, ya que es muy difícil que los tres jugadores puedan ayudarse entre sí. Lo más habitual a la hora de preparar estos torneos es buscar a otros equipos y montar grupos por formato y ya después hablar con tu equipo para informarles de lo que juegas y que no estén totalmente perdidos. 

Quiero aprovechar este momento para hablar de un tema de nula importancia, pero al que la gente le dedica horas y horas, desperdiciando energía que podría ser mejor aprovechada en otras tareas, el sitio. Es muy habitual ver equipos preocupadísimos por la distribución de asientos cuando, en mi opinión, es lo más irrelevante y aleatorio del mundo. La realidad es que cada equipo llegará a unas conclusiones sobre qué mazos poner en qué sitio, y todo el metagaming que hagas no está fundamentado en más que meras elucubraciones. Por ejemplo, escucharás cosas tales como: “no, no, el mazo aggro en el centro para ayudar a los compis cuando acabes”, o “mejor poner control en el medio que es más complicado y así puede pedir ayuda más fácilmente”… Lo que a mí me gusta hacer es olvidarme de las barajas y elegir los sitios según los jugadores y sus preferencias personales. ¿Tienes un metomentodo que le encanta atender a todas las partidas y no soporta no enterarse de algo (ese soy yo)? Pues al centro, y el A y el C los pones como te de la gana. ¿Que un player quiere estar a su bola y no distraerse? Pues a la esquina. 

 

Tercer paso: logística

La preparación de un torneo va más allá de simplemente las cartas y las partidas. Es decir, si el torneo no es en nuestra ciudad, deberemos buscar alojamiento y transporte. Lo más habitual, como en todos los grupos, es que haya una persona que asuma inmediatamente el rol de organizador y sea quien lo monte todo, pero está bien que cada persona aporte su granito de arena para que no haya luego quejas y enfados, ya que si tu elegiste el hotel y luego es una castaña, es tu culpa, pero si lo elegimos entre todos pues la culpa es nuestra y no hay un objetivo claro con el que enfadarse.

Es recomendable alojarnos juntos para generar ese ambiente de hermandad que no solemos tener en Magic, pero que sí vemos en los deportes de equipo. 

Igualmente debemos asegurarnos que tenemos todo lo necesario para competir, desde las cartas para la baraja a la inscripción en el torneo, que son cositas obvias pero que más de una vez por mala comunicación o vaguería dan muchos problemas.

 

Cuarto paso: testear

Aquí es donde empiezan a ponerse complicadas las cosas, especialmente para construido.

Si vamos a jugar sellado, la mejor forma de testear es montar pools entre los tres y luego jugar las partidas, pero centrándonos mucho en la parte de la construcción ya que es la que más varía con respecto al Limited normal.

Para los formatos Unified debemos empezar testeando el formato normal, tal y como haríamos para un torneo individual, hasta encontrar 3 barajas sólidas (o buenísimas) que sean las que jugaremos. Llegado este punto empieza el problema, y es que si yo quiero probar mi mazo eso no te ayuda a ti que quieres probar el tuyo (más allá de jugar el pairing entre nosotros varias veces). Hay dos soluciones para esto, la primera es tener muchísimo tiempo y poder dedicar varios días a cada baraja entre todos y aprenderla bien y ayudar a la piloto a dominarla, esto es ideal, pero nadie tiene tanto tiempo. La otra opción en nuestro arsenal es ampliar nuestro grupo, buscar a otros equipos o jugadores de confianza con los que podamos practicar ya sea porque jueguen las mismas barajas y entonces hagamos grupitos donde se trabaje cada mazo al máximo, o porque juegan diferentes barajas permitiéndonos así la opción de jugar contra ellos y practicar diversos emparejamientos.

En el formato Constructed surgen los problemas ya mencionados, y la mejor solución es juntarse con otros equipos y que se hagan grupos según el formato que juegue cada uno.

Hay algo que para mí es muy importante, y es que me gusta que todos los jugadores conozcan y entiendan, al menos un poco, las barajas de sus compañeros. La razón para esto es que, si yo no tengo la menor idea de cómo funciona tu mazo, el hecho de que me tengas al lado en el torneo no te ayudará en nada y será incluso prejudicial. Esto se aplica también en sellado, donde está bien que echemos un ojo a los tres mazos para tener una idea general de qué cartas contienen y cómo se desarrollarán sus partidas.

 

Quinto paso: jugar

Aquí es donde entra Magic a tope, el momento de jugar el torneo, la hora de castear hechizos y derrotar oponentes. 

Hasta ahora, he remarcado bastante temas como el hacer piña o tratar de generar un ambiente de equipo con la mayor coordinación posible, este es el momento en el que eso se va a notar. A la hora de jugar las partidas debemos recordar una cosa fundamental, esto es en esencia un juego individual. Soy yo quien está jugando, no mi compañero. Las decisiones son mías y ganar o perder depende de mí (y de la varianza mala por supuesto). ¿A dónde quiero llegar con esto? Pues a que no podemos estar constantemente preguntando a nuestros compañeros con cada jugada o decisión que tomemos, ya que si lo hacemos solamente conseguiremos descentrarles de su partida y, además, como no han visto todo el desarrollo del juego, seguramente el consejo que nos den no sea siempre el mejor ya que la historia de la partida es un factor importante en la toma de decisiones. Lo mejor que podemos hacer es jugar nuestra partida y dejar a nuestros compañeros jugar la suya tranquilos.

Pero Jenara, ¿por qué has hecho tanto hincapié en ser un equipo si cada uno va a jugar a su bola? Pues porque si no tenemos ese ambiente de camaradería y confianza, no nos va a ser fácil confiar en que nuestros compañeros harán todo lo mejor posible y eso nos puede distraer de nuestra propia partida. Además, si no tenemos un buen ambiente, es muy posible que empiecen a surgir rencillas y acusaciones que generen un mal ambiente y hagan que juguemos peor. 

Como ejemplo de buenos equipos en Magic tenemos a los equipos italianos de las últimas World Magic Cup, liderados por Andrea Mengucci, que siempre han hecho buenos números. El propio Andrea ha dicho varias veces que la clave es crear un ambiente de equipo, pero si los veis jugando cada uno está a su partida y no es hasta que acaban que se centran en el compañero y nunca de una forma intrusiva. 

Otro ejemplo, más exagerado, es el equipo japonés que ganó la última World Magic Cup. En cámara pudimos ver como Shota Yasooka una vez terminaba su partida o bien se quedaba sentado mirando al vacío o se levantaba y se iba, ya que tenía una confianza absoluta en su equipo y en su juego.

Me gustaría hablar también de un tema relacionado con esto que creo que es muy importante, los resultados. Es muy habitual que, al preguntar a alguien cómo va, responda con algo parecido a: ‘‘pues voy 5-1, pero mi equipo va 3-3’’. No, no y no. Si tu equipo va 3-3, tu vas 3-3. Esto es algo que, para mí, y creo que para quienes hayan participado en deportes grupales, es impensable. El resultado del equipo es tu resultado, ganamos como equipo y perdemos como equipo. No digo con esto que no podamos llevar el resultado individual, es casi imposible no hacerlo, pero no está bien tratar de desligarse del equipo solamente porque tengamos un mejor día y nuestros números sean mejores, que es lo que suele buscar la gente con ese tipo de respuestas. Y si te frustra haber hecho unos números increíbles y que tu equipo no haya tenido tan buen día, igual no deberías participar en torneos de tríos.

 

Sexto paso: disfrutar

En realidad, esto más que un paso es una filosofía, pero no quería romper la estructura del artículo. 

Somos seres sociables, nos gusta formar parte de comunidades y sentir que pertenecemos a algún grupo, por ello las competiciones por equipo triunfan tanto. En Magic no es diferente, por mucho que sea un juego individual tendemos a montar grupos o equipos ya sea para testear o para tomar algo después del torneo. Los torneos de tríos nos dan una oportunidad única en este juego, compartir nuestras victorias (y derrotas). 

Si tenéis amigos tan buenos como los míos, os habrá pasado que acabáis de perder una ronda y vuestro colega os pregunta cómo vas, tú le dices que has palmado y él te dice que ha ganado. Claro que te alegras por su éxito, pero hay un sabor agridulce porque tu has perdido. En el trío eso desaparece. Aquí, si ganas, tienes inmediatamente dos amigos con quien celebrar y si pierdes pues tendrás dos colegas en la misma situación que te entiendan y te apoyen. Personalmente, me parece muy guay poder compartir de esa forma, pero nada de ello ocurrirá si no hemos logrado generar ese ambiente de unión del que tanto hemos hablado.

Al fin y al cabo, estamos todos jugando a nuestro juego preferido y no tiene ningún sentido hacerlo si no vamos a disfrutar con el proceso, así que centraros en pasarlo muy bien con vuestro equipo y aprovechar las raras oportunidades de competir en este formato diferente al que estamos habituados.

 

Espero que hayáis aprendido algo y que os haya sido de ayuda de cara a preparar futuros torneos. ¡Nos vemos la semana que viene!

 

Jenara

@Jenara19

 

Etiquetas: Torneos, Tríos