Demo
 

El futuro de Magic

El mes pasado Wizards ha realizado un gran anuncio, en el que destacan dos conceptos: esports, y 10 millones de dólares. Con ello también ha cambiado todo el sistema de juego competitivo, sobre el que aún quedan muchas dudas. ¿Qué sabemos del mismo a día de hoy? ¿Cómo nos podemos llevar un pellizco de esos 10 millones en premios? ¿Qué implica realmente ser un esport?

 

Técnicamente, deporte electrónico sería sólo la parte de Magic Arena, y no el MTG físico, que entraría dentro de los “juegos de mesa”. Pero aunque la base sea diferente, ambos comparten dos aspectos fundamentales: pueden ser retransmitidos, y comparten marca e imagen.

Por supuesto, dar un nuevo nombre a algo no lo cambia por sí mismo. ¿Cuáles son los elementos reales que se modifican con el anuncio? Uno es el dinero, ya que se dobla la cantidad total de premios para torneos (y supone un aumento considerable aún descontando los otros beneficios que se pierden con el nuevo sistema). Pero sobre todo es el nuevo enfoque que tiene Magic Arena respecto a la versión electrónica de MTG anterior, Magic Online.

El MOL se ha configurado como un intento de calcar el juego en papel, mientras que Arena se ha diseñado como algo que cause interés por sí mismo. Este supone más probabilidad de captar nuevos jugadores, que no habrían logrado cruzar la barrera de entrada que existe en MTG “real”.

 

Y esos jugadores adicionales suponen más clientes y más gasto, lo que permite realizar una mayor inversión en promoción mediante premios, incluyendo la liga profesional. Y también más espectadores, ya que aún no jugando muy habitualmente, o de forma competitiva, los que hayan echado alguna partida será más fácil que se interesen por los streamings. Éstos provocan dos efectos: promocionar el juego en sí, retroalimentando la facilidad con la que se adquieren nuevos jugadores; y generar interés para posibles patrocinadores.

Los patrocinadores son una parte fundamental por la que los esports están adquiriendo tanta visibilidad y empuje económico como los deportes tradicionales, o como otras formas de ocio. La sección de esports de Red Bull ha publicado un artículo hablando de Magic como promesa en el sector, y una relevante compañía que lleva grupos de varios esports ya ha fichado a tres jugadores de MTG para retransmitir partidas.

 

 

Respecto a los streamings, cabe destacar la importancia que se da a estos en la liga profesional. Esta se compone de 32 jugadores (los que más puntos profesionales tenían en la anterior temporada, salvo dos que no aceptaron). Podéis encontrar el listado de  jugadores –incluido Javier Domínguez Thalai– y la ficha de cada uno en la página de Wizards. Tienen contrato de 75.000 $, en el que se resalta (aunque no indican la proporción) que incluye las obligaciones como competidor de una liga pro, pero también como streamer.

 

Aunque vemos muchos elementos prometedores para el juego en el futuro, todo esto también da lugar a muchas dudas, especialmente cuando se acompaña por una falta de información por parte de Wizards sobre la estructura de juego competitiva. Hay que entender que, entre tener pronto toda la info, hacer caso a los jugadores, y no cambiar las decisiones ya tomadas, no hay forma de cumplir al máximo en todos los aspectos. Si quieren mejorar en uno, ha de ser a costa de uno de los otros.

En cualquier caso, ¿qué sabemos hasta ahora?

Los Mythic Championship, en esencia, van a ser como los Pro Tour. Ya no se van a pagar vuelos a los que ganen plaza, pero a cambio darán premio al 100% de participantes. Sólo con los datos exactos podremos comparar, pero en principio el total debería aumentar. Luego para los que se clasifiquen de forma puntual probablemente sea peor, ya que tener un viaje pagado a un lugar lejano  era parte importante de la motivación para clasificarte (y de la experiencia si lo hacías). Es posible que haya más capacidad para elegir el MC al que ganes plaza, para evitar ausencias por el precio del vuelo, y que por tanto los ocasionales tiendan a acudir a los que se celebren cerca. En concreto los Grand Prix clasificarán al siguiente MC que se celebre en la región de ese GP. 

Pero para los que ya hayan acudido varias veces, y se centren más en los resultados, pero no estén clasificados a todos, probablemente les venga mejor acudir a los MC cercanos, reducir gastos de estancia y sacar más diferencia entre premio y coste del viaje.

 

Sobre los torneos en sí, ahora serán cuatro en físico (y en Magic Arena habrá otros cuatro, aún por determinar).

- Cleveland, Ohio, United States, February 22–24, 2019

- London, United Kingdom, April 26–28, 2019

- Barcelona, Spain, July 26–28, 2019

- Richmond, Virginia, United States, November 8–10, 2019

 

En físico la clasificación aún no está clara. Los miembros de la Magic Pro League participarán, y habrá plazas reservadas para los que tengan buenos resultados en anteriores MC. En la página que informa a las tiendas sobre torneos que puedan pedir se habla sobre otras dos vías de clasificación: mediante Grand Prix (sin concretar posición o puntos que darían plaza), y mediante Mythic Championship Qualifiers –lo que serían PTQs–.

Estos últimos podrán ser abiertos o cerrados. Los primeros no pedirían clasificarte, ni tendrían límite de participación. Los harían organizadores profesionales de torneos elegidos por Wizards, y en algunos podría haber más de una plaza. Vamos, como los PTQ clásicos.

Los cerrados, además de límite de plazas, pedirán estar clasificados. Indican que podrás hacerlo mediante “el juego en tienda”, pero no se especifica si será con torneos que den plaza (como los extintos PPTQs), por Puntos Planeswalker, mediante otro sistema de niveles, o con varias de estas formas.

 

A destacar que se puede seguir clasificando a los MC mediante Magic Online; si queréis info sobre las diversas formas, el artículo de Dani Toledo sigue siendo muy válido respecto a la parte del MOL (los datos de los Pro Tour sí han cambiado).

Mediante el Arena se podrá clasificar a los Mythic Championship que se celebren en el propio Arena; no está confirmado sí también a los de cartón.

 

 

Y si en general surgen dudas sobre cómo será el circuito competitivo, en Magic Arena hay aún más debate. No sólo sobre estructura de torneos, sino sobre le propio juego en sí; aunque en este caso las dudas me parecen infundadas.

Arena está siendo una gran puerta de entrada para nuevos jugadores, y como tal, ha de ofrecer modos de juego adaptados. Jugar al mejor de una partida (Best of One, o Bo1) es ideal para quien no quiere hipotecar demasiado tiempo, para el que no tiene cartas suficientes para montar un banquillo, o simplemente para los novatos a los que les resulte abrumadora la complejidad que aporta el auxiliar.

Pero desde luego Bo1 tiene demasiados problemas para el juego competitivo y profesional. Y son estructurales del juego, no siendo posible solucionarlos con algunos cambios puntuales en diseños de cartas. Y Wizards lo sabe, y a mi entender no tiene ninguna intención de que el juego competitivo deje de ser Bo3.

Como argumento del supuesto futuro Bo1, se indica que ahora mismo sea el modo en el que se juega por ascender niveles (Ranked). Pero estamos en una pretemporada de prueba, de las dos que han indicado va a haber antes de que se concrete cómo el rango te puede clasificar a los MC (como se indica en este foro y en este otro). Cuando esto ocurra, y seguramente en la segunda pretemporada, no tendría sentido que no hubiese Ranked en Bo3; pero primero prueban en Bo1, simplemente porque se juegan más partidas y con ello obtienen más datos.

 

Por supuesto, hasta lo declarado expresamente por Wizards puede ser modificado (como ha ocurrido con el número de Pro Tours en físico). Por ello, nada es seguro hasta que no vaya ocurriendo. Y esto se aplica a las medidas que tome la compañía, pero también al impacto real que tendrá Magic en el mundo de los esports. Desde luego, si algo puede hacer evolucionar significativamente nuestro juego favorito, eso es Magic Arena, y el nuevo enfoque que se aplica a toda la Magia.

 

¡Nos vemos por las mesas!

 

Daniel Vicente, el goblin

@elgoblin