Demo

Report Bolonia

Los GPs son siempre una buena experiencia y cuando haces un buen resultado lo son aún más. Hoy os traigo una de esas experiencias. ¡Bienvenidos a Bolonia Experience!

Nuestro viaje comienza el viernes por la tarde cuando cogemos el vuelo, dirección a la tierra de la pasta y la pizza, para sentarnos a la mañana siguiente frente a seis sobres y afrontar las nueve rondas de suizo del día uno. Si os dijera esto os estaría mintiendo, el viaje comienza mucho antes... 

El día 28 de abril salió a la venta la edición de Amonkhet. Cuatro días antes mi compañero Joy había creado un grupo de testeo con los que íbamos al GP  por el que intercambiamos nuestras opiniones sobre los diferentes spoilers y, una vez la edición vio la luz, comentábamos los diferentes sellados y drafts que jugábamos cada uno. Este método permite que la persona que no puede hacer una preparación previa, y dedicarle horas suficientes al testeo, se beneficie de las conclusiones a las que sus compañeros llegan tras esas horas de trabajo. Por supuesto no todos teníamos el mismo tiempo y hubo miembros como Miguel Castro que pudieron jugar mucho más que el resto de nosotros. Que Miguel compartiera sus impresiones con el resto no implica que automáticamente todos hubiéramos jugado la misma cantidad de sellados o draft que él sin mover un dedo... Es muy importante jugar, sacar tus propias conclusiones y, después, compararlas con las del resto del grupo para sacar el máximo provecho al testeo. Con el grupo funcionando a tope, jugando todos en la medida de lo posible, conseguimos generar un flujo de información suficiente para sacar unas cuantas conclusiones importantes de cara a afrontar el GP, tanto en el sellado del día uno como en el draft para el día dos. 

Throne of the God Pharaoh ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Titus Lunter

"Este formato tiene un componente de aleatoriedad bastante grande porque dependes de tu suerte abriendo un pool decente para poder pelear, durante el primer día al menos." Esto tampoco es del todo así. Está claro que cuando en tu pool cuentas con buenas bombas y cartas de sus colores para acompañarlas no hay mucho que hablar. Pero en el caso de que tu pool no sea nada del otro mundo, haber jugado previamente la edición te da claves para construir tu baraja y optimizarla. Por poner un ejemplo sencillo: Nos dimos cuenta de que las estrategias agresivas no eran casi nunca suficientemente potentes y perdían gas demasiado rápido. Era mejor encontrar una curva aceptable e intentar ganar el game con criaturas más grandes que tratar de atracar a nuestro oponente y ponerlo contra las cuerdas durante los primeros cuatro o cinco turnos. Llegamos a esta conclusión tras varios sellados en los que había opción de armar una baraja agresiva y nunca conseguimos hacer buenos resultados con ellas. Por otro lado, en el draft no se daba el mismo caso y era bastante posible armar una baraja que atracase con criaturas de bajo coste y trucos de combate. Estas conclusiones fueron muy útiles y el grupo de testeo fue clave para llegar a ellas con rapidez ya que solo había una semana entre la salida de la edición y el GP.

Volvemos al viernes. Últimos sellados en el avión construyendo por parejas e intercambiándonos los pools desordenados para ver qué mazo hacía cada uno con las mismas cartas y después intercambiando opiniones y eligiendo la mejor combinación para cada pool. Buen rollo risas y muchas ganas de que fuera sábado. 

Día D. Casi todo el grupo llevábamos dos Byes y fue bastante gratificante saber que después de llegar cansados del vuelo y acostándonos tarde podríamos dormir hasta las nueve de la mañana gracias al sleep - in. A las once, después de desayunar bien y descansar, no sentamos finalmente frente a seis sobres y comenzamos el torneo. 

Mi pool era decente. El primer sobre contenía Oketra's MonumentAven Wind GuideAngel of Sanctions que posicionaban el blanco y el azul como la combinación a seguir. Algunos bichos decentes para el blanco y un Vizier of many Faces terminaban de posicionar la combinación como la opción mas clara. La baraja contaba con algunos trucos y cartas que daban evasión a mis bichos, ya que ninguno tenía unas estadísticas espectaculares. Faltaba removal, pero era una baraja en la media. El remate final fue Nissa, Steward of Elements que gracias a un Evolving Wilds era splasheble metiendo un bosque.

A modo de anécdota, os diré que no se si fueron los nervios, las prisas de ver a la gente levantarse o qué, pero al apuntar la lista de tierras me dejé el bosque fuera y por lo tanto jugué todos los primeros games de cada ronda con una carta totalmente incasteable, y que carta… Pese a mi error garrafal, conseguí salir vivo del día uno haciendo 7-1-1. Durante las siete rondas que jugué vi un poco de todo pero hubo tres partidas que gané pasando por encima de mis rivales, todos jugaban blanco negro. La ronda que perdí fue contra una baraja azul negra porque tras perder el primer game me quedé atascado a dos tierras sin oportunidad de pelear la ronda. El empaté fue en la ronda más agónica, consiguiendo estabilizar una mesa muy difícil contra una baraja negra roja con Glorybringer gracias al ángel y el clon en los turnos de desempate.      

Con tan solo una derrota llegamos al día dos con opciones de hacer un buen resultado tanto yo como Miguel Castro, aunque el empate nos obligue a no perder ninguna ronda más para  hacer top 8. Alejandro Dupuy es el siguiente con un 7-2 que también le mantiene muy vivo en la competición. Así pues, segundo asalto, empiezan los draft.

El primero fue bastante regulero, aunque conseguí hacerme con algunas criaturas con evasión y arme un deck blanco negro para el que seguí la filosofía de bajar la curva y con la ayuda de algunos voladores en los costes altos, no era dificil terminar de rematar la partida. Pese a que la baraja era algo floja, conseguí hacer 2-1 y aunque perdí casi todas las opciones de top 8, aún podía hacer un buen resultado. Aquí está otra de las claves que el testeo sacó a la luz. No bastaba con curvar criaturas y hacer presión. Necesitas criaturas con algún tipo de evasión ya sea menace, flying o lo que sea, pero curvar múltiples criaturas no es suficiente, ya que tu oponente probablemente podrá entonces chumblockear los primeros turnos y ganarte con sus drops más poderosos en los turnos más altos de la partida, donde tus criaturas pequeñas no serán de gran utilidad. Sin embargo las criaturas con algún tipo de evasión obligan a tu oponente a recibir daños de manera inevitable y esa será la diferencia entre ganar y perder esa partida. El ejemplo claro es el murciélago 2/1 flying que gana prisa pagando 1, aunque entra por tres y aún falta un maná para que ese turno pegue, la habilidad de volar puede ser la manera de quitarle a nuestro oponente las seis vidas que no podemos de otra manera, ya que por tierra la mesa se ha estancado o sus criaturas son mejores. Dos de las tres rondas del primer draft las conseguí ganar gracias a que contaba con una buena cantidad de criaturas voladoras o con otro tipo de evasión, y era muy difícil para mi oponente remontar una carrera de daños en la que no era capaz de entrar porque no podía bloquear mis criaturas.   

 

Gideon of the Trials ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Izzy

El segundo draft fue algo mejor. Mi primer pick fue un Gideon of the Trials, y pese a que el blanco se cerró rápidamente, el verde no lo estaba cogiendo nadie. Picando todo el verde y lo poco de blanco bueno que venía también pude ir rascando algunos trucos azules potentes. El rojo era el color más solicitado de la mesa, e imagino que lo estaban picando al menos tres jugadores. Continué haciendo una fuerte base verde y picando tanto blanco como podía. En el tercer sobre y de tercer pick, me vino una Nissa, Steward of Elements que terminó de determinar que había que jugar tres colores. Una Painted Bluffs, tres Naga Vitalist y un Gift of Paradise me permitieron jugar una base tricolor con Gideon y Nissa en el mismo deck. Paradójicamente, este draft fue el peor y terminé 1-2 quedando 10-4-1, fuera de puestos de dinero pero consiguiendo un Pro Point, en mi caso, el primero que he conseguido. 

Un fin de semana bastante intenso que culminó corroborando que el trabajo en equipo siempre es mejor que hacerlo todo por tu cuenta. Estar bien rodeado, aunque finalmente a la hora de jugar te sientes en solitario frente a tu oponente, es necesario para preparar esta clase de torneos y con más razón si cuentas con tan poco tiempo para hacerlo. 

 

Con esto me despido. ¡Hasta la próxima!

Raúl

@RaulVallejoMTG

Etiquetas: Grand Prix, Limited, Amonkhet