Demo

Drafteando Bajo el Sol de Amonkhet

Muy buenas a todos. En este artículo hablaremos en detalle de los principales arquetipos de draft que existen en triple Amonkhet, pero antes me gustaría repasar varios conceptos básicos que se aplican a cualquier draft, algunos de ellos de vital importancia para este formato en concreto.

En primer lugar lo más importante es reconocer las señales durante el draft. Identificar el color que está más abierto en nuestro lado de la mesa nos dará los mayores beneficios a largo plazo, y por lo general nos permitirá tener el mejor mazo posible. Esto significa que deberemos ser muy flexibles con nuestros primeros picks, y lo más probable es que no juguemos todas las cartas que seleccionemos en los primeros sobres. Cabe destacar que es mucho más importante recibir correctamente las señales que mandarlas nosotros, y no debemos asustarnos si vemos 3 o 4 cartas de gran calidad del mismo color. Sin embargo, existe una importante excepción a esta regla de oro, y se da cuando queremos evitar draftear un color por completo al establecer que conduce a peores barajas y por lo tanto preferimos un mazo medio de otro color que uno bueno del color a evitar. 

Hemos establecido por tanto que lo ideal es picar la mejor carta del sobre durante los primeros compases del draft, pero ¿qué significa esto exactamente? Por lo general seguiremos este orden a la hora de identificar las mejores cartas: Bombas ( Glorybringer,  Rhonas the Indomitable), amenazas decisivas ( Angler Drake,  Crocodile of the Crossing, removal de gran calidad ( Magma Spray,  Compulsory Rest), cartas clave para el arquetipo ( Horror of the Broken Lands  Minotaur Sureshot), removal de baja calidad y dopadores( Essence Scatter Impeccable Timing), cartas de relleno ( Miasmic Mummy Supply Caravan y por último cartas de banquillo ( Stinging Shot,  Forsake the Wordly). Vamos pues con los diferentes arquetipos.

 

Aggro - WR y BR

Hazoret the Fervent ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Chase Stone.

 

Cuando se habla de que Amonkhet es un formato rápido, lo primero que uno hace es fijarse en la calidad de las barajas más agresivas. Y en el color rojo encontramos la clave que hace cierta tal afirmación. Un color muy profundo y enfocado únicamente a una cosa, reducir las vidas del rival a 0 lo antes posible. Para ello se vale de una gran cantidad de criaturas con la habilidad de Exert como el  Nef-Crop Entangler y el  Emberhorn Minotaur, lo que las convierte en casi imposibles de bloquear una vez cada dos turnos. Le acompaña la mejor común del formato en forma de  Magma Spray, una forma increíble de eliminar un bloqueador molesto para siempre y ganar muchísimo tempo, y otro gran removal como  Electrify para abrirse paso a través de aquellas criaturas más grandes. La guinda del pastel la ponen  Pursue Glory y  Limits of Solidarity, cartas con efectos poderosos pero circunstanciales que gracias a la habilidad de Ciclo incluiremos siempre en nuestra baraja. 

Para acompañar al rojo podemos elegir entre el negro y el blanco (el verde también vale pero se convierte en un mazo más midrange). En ambos casos priorizaremos las criaturas evasivas, donde destaca especialmente el  Cursed Minotaur. El negro además cuenta con una mecánica adicional presente en alguna de sus cartas que se activa cuando tenemos una o menos cartas en la mano. Cartas como  Thresher Lizard y  Grim Strider se vuelven realmente impresionantes bajo esas circunstancias y justifican la inclusión de  Miasmic Mummy y {Bloodrage Brawler}. Por supuesto, las cartas multicolores como  Merciless Javalineer y  Neheb, the Worthy también jugarán un papel fundamental si conseguimos hacernos con ellas.

En el blanco lo más importante es centrarnos en conseguir una buena curva de criaturas. Empezando por los costes 1, el  Bloodlust Inciter se vuelve jugable si nuestro plan es Exortar alguna criatura de turno 2, y el  Fan Bearer se convierte en un auténtico first pick, capaz de rascar un par de daños antes de volver a su tarea de girar criaturas. En los costes 2 y 3 encontraremos innumerables criaturas agresivas de gran calidad, con lo que no será extraño acabar con unas 10 criaturas en estos costes. Cerraremos la curva con algún coste 4 evasivo como el  Tah-Crop Elite, evitando hechizos de coste 5 a menos que hayamos sido bendecidos con un  Glorybringer u otra rara de gran impacto. De esta forma acabaremos jugando 16 tierras para evitar floodearnos, llegando a incluir alguna copia de  Cradle of the Accursed si no contamos con varios dobles costes. Como último recurso a partida avanzada contamos con varias criaturas con la habilidad de Embalm, como el  Unwavering Initiate, que nos pueden dar el fuelle necesario para rematar al rival. 

 

Midrange - BG y WB

Bontu the Glorified ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Chase Stone.

 

Si antes hemos hablado del rojo como el motor que hace funcionar a las barajas agresivas, el negro hace lo propio con las que son un poco más lentas, aquellas que buscan desgastar al rival hasta dejarle sin recursos o abrumarle a base de pura sinergia. Para ello lo más importante es contar con buen removal, como lo son el  Splendid Agony, ideal parar eliminar una o varias criaturas pequeñas, y el  Final Reward, que hará lo propio con las más amenazantes, dioses incluidos. Acompañado de bloqueadores molestos como el  Doomed Dissenter y el  Wasteland Scorpion lograremos frenar en seco a nuestro rival, dándonos tiempo para que entre en juego nuestros motores de ventaja de cartas, notablemente el  Wander in Death y el  Gravedigger.

Una vez hayamos estabilizado nuestra manera de cerrar la partida dependerá del color con el que acompañemos al negro. Si se trata del verde habremos profundizado en la temática de los contadores -1/-1, y gracias a cartas como  Exemplar of Strength y  Crocodile of the Crossing tendremos auténticos monstruos con los que dominar la mesa y acabar con el rival. Los contadores extra los podremos repartir en los  Naga Vitalist,  Doomed Dissenter y  Wasteland Scorpion, que siguen siendo útiles a pesar de tener un -1/-1 encima. Esta combinación tiene la suerte de contar con las mejores cartas multicolores, ya que tanto  Decimator Beetle como  Hapatra, Vizier of Poisons son auténticas bombas capaces de ganar la partida por si mismas.

La baraja WB funciona de forma muy diferente, ya que se centra casi exclusivamente en la temática de zombies y depende de las infrecuentes para funcionar a un alto nivel. Si conseguimos hacernos con uno o varios  Lord of the Accursed o  Wayward Servant nuestra baraja pasará de mediocre a excelente, ya que conseguir el resto de zombies es una tarea mucho más sencilla. A cambio nos veremos recompensados con  Time to Reflect y  Binding Mummy, cartas más fáciles de picar y que serán excelentes en nuestro mazo. Para rematar al rival dependeremos de criaturas con evasión, ya sea gracias a la habilidad del lord o con algún volador que hayamos conseguido draftear.

 

Tempo Control - UG y UW

Kefnet the Mindful ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Chase Stone.

 

Cerrando el círculo del formato nos encontramos con las barajas que se atreven a girar islas. Algo que algunos prefieren evitar por completo, y es que obliga a enfocar las partidas de un modo distinto. Pasaremos los primeros turnos de la partida bloqueando, a ser posible con criaturas con Embalm como  Tah-Crop Skirmisher y  Labyrinth Guardian para poder reciclarlas desde el cementerio más adelante. Después nos tocará profundizar con cartas como  Naga Oracle y  Hieroglyphic Illumination hasta encontrar una de nuestras infrecuentes premium como el  Angler Drake y el  Lay Claim. Si tenemos suerte incluso podemos hacernos con alguna de las esfinges raras que actúen a modo de dragón para dar menos margen de reacción a nuestro rival. 

El color que acompañe al azul también tendrá un alto impacto en el desarrollo de la partida. Si es el verde buscaremos acelerar nuestro maná con comunes como  Naga Vitalist,  Gift of Paradise e infrecuentes como  Spring Mind y  Weaver of Currents. Gracias a esta aceleración nuestros  Colossapede y  River Serpent llegarán a tiempo de estabilizar la mesa y recuperar la iniciativa. También tendremos la opción de splashear, y si hemos conseguido hacernos con alguna copia de  Evolving Wilds, incluir removal premium o bombas de otros colores es más que recomendable. Como finishers podemos recurrir al  Greater Sandwurm o al más impresionante  Sandwurm Convergence y acabar la partida al más puro estilo Dune. 

Si por el contrario optamos por el blanco, el plan pasa a depender casi exclusivamente de las criaturas voladoras. Tanto  Aven Initiate como  Shimmerscale Drake ganan muchos puntos y se convierten en picks importantes. El removal sigue siendo vital, aunque muchas veces podremos acompañarlo o sustituirlo por los bouncers azules,  Winds of Rebuke y  Floodwaters, que cumplen una función similar en una partida de tempo. Para sobrevivir en los primeros turnos confiaremos de nuevo en las criaturas con Embalm. En esta combinación es importante destacar de nuevo las cartas multicolores, ya que tanto  Aven Wind Guide como  Temmet, Vizier of Naktamun encajan a la perfección en la estrategia y son una señal clara de que podemos movernos al arquetipo. 

Estos arquetipos forman una especie de piedra-papel-tijera, en el que las barajas azules sufren mucho contra las más agresivas pero consiguen imponerse a las midrange, que a su vez suelen dominar a las barajas aggro. Sea como sea, Amonkhet nos brinda un apasionante con estrategias muy diversas y divertidas. Eso sí, podéis ir practicando vuestra habilidad para ganar el dado inicial, porque jugar primero nunca ha sido tan importante en Limitado como ahora.