Demo

Modern - Muerte y Resurrección

Desde su creación en Agosto de 2011 Modern ha sido el formato de moda en todo el mundo, con matices. Al ser un formato que permite al jugador elegir entre un rango muy amplio de cartas la primera idea que nos viene a la mente es que esto provocará una diversidad enorme de barajas capaces de ganar un torneo. Sin embargo esta no es exactamente la realidad. La presencia en el formato de arquetipos sólidos difíciles de combatir sin y con cartas específicas de banquillo, como son Twin o los BG decks, hace que sólo sean candidatas a pelear por una plaza en el metajuego las barajas que tengan un emparejamiento razonable contra estos arquetipos.

Es por esto que Modern, como todos los formatos de vida larga, cuanto más va perdurando en el tiempo más se atasca, y los jugadores van renegando consciente o inconscientemente de él. Así, el tiempo y la fama de Modern, en un mundo ideal en el que no interfiera nada, constituyen una función lineal decreciente. No obstante, este no es el mundo de MTG, en el que muchos factores pegan bocados a esta recta y la empujan hacia arriba y hacia abajo. Y pienso que esto se repite en ciclos, más o menos largos, dependientes también de estos factores, en los que el formato siempre que está a punto de morir resucita a causa de uno o varios de ellos. Hablemos de algunos.

 

LA PELA ES LA PELA

En los formatos largos existen staples que se vieron impresos años atrás y que todos los jugadores quieren. Esto infla el precio de la carta cada vez más y más, y más aún cuanto más popular es el formato. Wizards intenta controlar esto con reimpresiones en colecciones nuevas, en productos especiales o como cartas promocionales, pero a la vista está que no lo consigue en la medida suficiente. ¿Por qué esto es perjudicial? Cada uno mirará a su bolsillo, pero el efecto más devastador es el que causa en los jugadores nuevos - o en los NO jugadores nuevos -, pues obliga a realizar un desembolso grande para poder entrar como novato a competir en el formato. Esto hace que haya pocas altas y siga habiendo las bajas de siempre, o alguna más, lapidando Modern poco a poco.

 

DANDO ÓRDENES DESDE EL BANQUILLO

En contraposición a las barajas rocosas que comentaba antes, en Modern de cuando en cuando asoma la cabeza algún arquetipo fácil de hatear desde el banquillo. 15 cartas no son muchas para defenderte de todos los frentes de ataque que proporciona un abanico tan amplio de cartas, y cuando nos olvidamos del cementerio nos castiga Living End o Goryo's Vengeance, si descuidamos el número de petacacharros sucumbimos contra Affinity o si el formato se llena de bichos los combo decks como Storm o Scapeshift vuelven a verse por lo tops.

Así algunos hablan de Modern como el formato de los banquillos, en el que elegir un buen side te puede dar la victoria en el torneo. Estos banquillos movidos por tendencias hacen que el propio Modern sea una tendencia, ayudando a organizar más la temporalidad del formato en ciclos.

 

LA PODEROSA MANO DE WIZARDS

Al final quien manda es el de más arriba, y tiene muchas herramientas para ello. Además de las reimpresiones que comentaba al inicio, cada tres meses en la nueva colección sacan cartas nuevas que pueden llegar al formato, y aunque lo hacen con cuentagotas hay veces que sí impactan en éste. Un ejemplo es el  Deathrite Shaman, que cuando se imprimió en Octubre de 2012 se metió en Modern de lleno y solo su prohibición pudo sacarlo.

Hablando de prohibiciones llego al grueso de mi artículo, y es que con este arma Wizards hace que la línea de la fama de Modern se llene de picos y ondas y, sobre todo, si hay problemas sólo tiene que presionar esta tecla para resucitarlo.

A estas alturas ya sabréis todos las novedades: prohibidos  Splinter Twin y  Summer Bloom y ninguna carta abandona la lista. Este artículo lo escribí antes de que la madrugada del viernes adelantaran la noticia, por lo que ha perdido algo de sentido. Pero creo que es interesante igualmente el análisis prelista que había hecho, por lo que he procurado mantener el artículo lo más íntegro posible. A continuación os dejo un resumen de lo que ha ido ocurriendo con el formato que nos ocupa en las sucesivas B&R lists desde sus inicios.

 

 

 

Aquí podemos ver la lista inicial de prohibidas en la primera columna (agosto de 2011), como han ido prohibiendo (naranja) o levantando (verde) cartas a lo largo del tiempo, y la lista actual en la última columna con los nuevos cambios. Me resulta interesante como ha evolucionado, llamando mi atención sobre todo que en 2014 y 2015 sólo hubo cambios en una de las 4 actualizaciones, casualmente la correspondiente a unas semanas antes del Pro Tour de Modern.

Si Wizards ha decidido cambiar Modern en los 2 últimos años justo antes del Pro Tour de este formato, parecía probable que también lo hiciera este enero, lo que nos hace pensar que algunos cambios en la lista no están justificados por la predominancia de arquetipos o el nivel individual de las cartas, sino por lo que vengo diciendo en todo el artículo, la necesidad de Wizards de remover el formato y conseguir así que el jugador habitual no se desenganche. ¿Qué mejor escaparate para esto que el Pro Tour?

 

UNA QUINIELA CON FUNDAMENTO

Para emitir mi pronóstico esta vez había hecho los deberes; además de reflexionar sobre algunos aspectos - en su mayoría no relacionados con el juego per se, dicho sea - he realizado una pequeña encuesta a 50 jugadores habituales de MTG en la que he recogido su opinión sobre lo que ocurrirá.

 

Vayamos por partes, ¿esperaban los jugadores cambios?

 

Sólo el 14% de los encuestados pensaban que no habría cambios en la lista. Me parece destacable que en las últimas tres no los ha habido y, sin embargo, la gran mayoría de jugadores pensaban que esta vez si los habría. Si bien es cierto, el grueso de los jugadores (68%) fueron moderados y apostaron por solamente 1 o 2 cambios.

 

Por otro lado, ¿qué cartas creían los jugadores que abandonarían el formato?

 

Parece que Amulet Bloom es una baraja que no gusta al público, y es que hasta el 64% de los encuestados se hubieran llevado a la nevera una de las cartas que la componen, siendo esta la cifra más escalofriante de la encuesta.

A parte de la presión social y el buen momento pre-PT para hacer cambios, Wizards podía acabar con o mermar este deck por su política de no dejar que las partidas acaben pronto. Es curioso como uno de los encuestados apostaba por la  Tolaria West como carta a prohibir, supongo que para permitir un deck de combo explosivo pero no tan resiliente como lo es ahora (con el titán te buscas  Tolaria West y  Simic Growth Chamber y tienes otro titán).

Sin embargo, el grueso de miradas se dirigen al  Amulet of Vigor y al  Summer Bloom. Es cierto que la ausencia de ninguno de los dos acabaría por completo con el arquetipo, pero sí lo dejaría a un nivel muy lejano del que está, y evitaría kills absurdos de turno 2 o 3. Yo creía que lo más razonable era acabar con el amuleto pues, como uno de los encuestados me decía: "el peligro del amuleto es que cuando lo tienes ganas de tercero casi siempre". Sin embargo, el elegido por Wizards ha sido Summer Bloom, permitiendo que la baraja siga siendo estable pero no tan explosiva.

La segunda baraja con más papeletas fue la Goryo's Vengeance, siendo el propio reanimador el que se encuadra en el punto de mira. Las mismas razones que hemos dado para la Amulet Bloom son aplicables aquí, pero el hecho de que sea una baraja menos jugada, algo menos estable y más fácil de hatear hace que tenga más posibilidades de mantenerse en pie.

Otras de las cartas posibles a incluir en la lista eran las Urza lands, por los picos de fama de Tron, baraja poco interactiva que no agrada a muchos jugadores y que curiosamente sale reforzada con los cambios. O la  Lantern of Insight, pues aunque la baraja a la que da nombre no es extremadamente poderosa ni tampoco muy popular, se lleva muchas rondas hasta el final, y por este motivo ya entró en la lista en mayo de 2013 la Second Sunrise sobre la que estaba construida aquella Eggs Moderna. En este caso creo que el deck de Linternas no es tan pesado ni ha llamado tanto la atención como la Second Sunrise, así que, a mi criterio, sobrevivirá.

Ningún encuestado apostó por una de las elegidas finalmente por Wizards,  Splinter Twin, parece que todos estábamos acostumbrados a convivir con este combo en el formato.

 

Finalmente, ¿qué cartas creían los jugadores que podrían haber abandonado la lista?

 

La más popular muy de largo era la  Stoneforge Mystic. Así se ve reflejado en la encuesta, siendo esta la carta más votada, pero parece que los jugadores no estaban muy convencidos de algún levantamiento, pues casi la mitad consideraban que no saldría ninguna de la lista (42%), y al final tenían razón.

Hay varias razones que empujaban a las místicas a poblar las mesas de Modern:

  • Su impresión como próxima carta promocional de GP parece una declaración de intenciones.

  • Es una carta que ayuda, entre otros, a los arquetipos de control, que han estado siempre en Modern bastante castigados.

  • La cantidad de copias que se juegan de Kolaghan's Command es elevada, y este mandato responde a la mística y al equipo que busca simultáneamente.

  • El movimiento pre-PT que no me canso de repetir va muy a favor, pues la  Stoneforge Mystic es una carta muy mediática con la que se lograría mucho impacto.

A mí personalmente me hubiera encantado, pero no creía que fuera a salir de la lista. Un buen amigo me dijo, entre otras cosas, cuando le pregunté: "la mística ni de palo, tampoco es taaan buena, pero se jugaría en Twin, Junk, Melira, Zoo Company, UWx Delver, control, BW Tokens, side de varios combos, y quizás en Affinity, Auras y Burn". ¡Guau! Realmente tiene razón, yo tampoco creo que sea una carta demasiado descompensada, pero baja mucho la variedad en el formato, algo que ya hacían el Deathrite Shaman y el Green Sun's Zenith y mirad donde han acabado. Esta es justamente la razón que ha dado Wizards para incluir el Splinter Twin en la lista. Otro motivo fuerte para no levantarla me parecía el precio que alcanzaría, que creo no se hubiera visto frenado lo suficiente por su impresión como carta de GP.

La segunda más votada, ya con un 12%, era la  Bloodbraid Elf, más con corazón que con cabeza, pienso yo. Si bien es cierto que no me parece una carta desequilibrante en un formato en el que puedes perder de cuarto turno tras castearla fácilmente y en el que ya hay cartas que proporcionan ventaja de cartas por menos maná, salió ya hace 3 años por el predominio de los BG decks, y estos aún siguen ocupando un porcentaje muy alto del field, así que me temía que la elfa seguiría en la nevera.

La Sword of the Meek recibe un 8% muy digno. A esta sí la veía seria candidata. Pese a que forme un "combo" de dos cartas con Thopter Foundry y reduzca por completo en el mid game a las barajas más agresivas creo que puede ser la pieza que Wizards utilice para mover el formato. "En Modern se gana realmente con las manos iniciales" me decía uno de los encuestados, si es así una carta que es más efectiva cuanto más desgaste haya no debería ser demasiado desequilibrante. También es una forma de combatir los BG decks y una luz al fondo del túnel para el jugador de control.

Dos jugadores votaron por el  Jace, The Mind Sculptor y el  Ancestral Vision. El primero lo veía poco probable sólo por el movimiento económico que supondría, pero es cierto que levantándolo hubieran conseguido el mayor impacto mediático posible. El segundo me gustaba más; aunque supondría ganar partidas en los mirror de desgaste al suspenderlo de primer turno, cogido al topdeck es bastante regular (y aquí no hay  Force of Will que valga para librarte de él). Además si se asienta en el formato una baraja que utilice la mecánica de mandar cartas del exilio al cementerio sería hasta arriesgado jugarlo.

Otras cartas nombradas en la encuesta fueron  Chrome Mox, Green Sun's Zenith,  Punishing Fire y  Dread Return. No me parecía que fueran a ser las elegidas, pero es interesante ver que están en la mente de algunos jugadores.

Así mi pronóstico final tras este análisis era que iban a añadir a la lista el  Amulet of Vigor y que iban a dejar libre la  Sword of the Meek. Mi siguiente candidata era el  Ancestral Vision, pero creía que sólo habría una entrada y una salida.

Al final sí hubo dos cambios pero nada salió de la nevera. Sin embargo, Wizards sí ha conseguido el impacto mediático deseado con las dos prohibiciones, sobre todo dejando desnudo al  Deceiver Exarch.

Siento no haberos podido ofrecer este artículo antes de que la lista saliera a la luz y espero que mis reflexiones os hayan ayudado para aprender un poco más sobre el formato rey, que se mantiene arriba gracias a como lo moldea su creador año tras año. Por otro lado, espero que los cambios os hayan agradado. A mí me hubiera gustado ver liberada alguna carta que le diera frescor al metajuego, veremos si engordando la lista se consigue igualmente este efecto.

Un honor ofreceros el primer artículo de Show&Tell MTG y prometo que es el primero de una lista muy larga, más incluso que la de prohibidas en Modern. ¡No dejéis de leernos!

 

Daniel Toledo

@DaniToledoB

Etiquetas: Modern, B&R, Splinter Twin, Summer Bloom, Prohibiciones, Daniel Toledo