Demo

Yo antes jugaba Jund

Yo antes jugaba Jund. Jugaba y juego. O dejémoslo en que al menos lo intento, porque el arquetipo no pasa precisamente por su mejor momento. Ese tiempo en el que el clásico del formato podía ser un Jund vs Jeskai Control ya pasó, y no parece que vaya a volver en un futuro próximo...

Disfrutar jugando Jund significa que te gusta interactuar con tu oponente, que te motivan las partidas que acaban enfocándose en un largo y tedioso desgaste de recursos. Si lo tuyo es terminar las partidas a contrarreloj y el Hit & Run to the Next Round, Jund nunca fue ni será tu mazo. 

¿Qué le ha pasado al que fue uno de los Tier 1 más indiscutibles de Modern? Tiempo atrás, hasta se tuvieron que prohibir cartas que le beneficiaban enormemente, como Deathrite ShamanBloodbraid Elf. Ahora nadie se plantea que se pueda prohibir algo más a este mazo, sino incluso lo contrario. No me sorprendería que Wizards anunciara que Bloodbraid Elf vuelve a ser legal en la próxima revisión de la B&R List.

Creo que son varias las razones que explican la salida de Jund Mindrange de las listas más jugadas de Modern. Y especifico, Jund Midrange; pues estos colores se siguen jugando en otras formas más evolucionadas de este clásico.

 

 

 

La primera causa me parece que es la ausencia de nuevas cartas especialmente relevantes para esta estrategia. Casi todas las cartas que vemos en estas listas tienen muchos inviernos a sus espaldas y no son precisamente ese reciente staple de Standard que ahora da el paso a Modern. Aquí muchos pensaréis que cartas como Fatal Push han mejorado aún más la calidad de removals de Jund. Y no voy a decir que no, pues muchas listas hasta están sutituyendo Lightning Bolt por el reciente empujón. Pero la realidad es que este removal ha mejorado mucho más a sus competidores que a éste mismo arquetipo.

Y esta es precisamente otra de las causas que ha desplazado a Jund. Y quizá una de las más importantes. Múltiples competidores que son evoluciones de este arquetipo han demostrado hoy en día ser más eficaces y agresivas que su predecesor, dejándolo aparentemente atrás en la continua escala armamentística que es Modern. Me refiero, como no, a derivaciones como Jund Shadow y a competidores más directos como Abzan.

Jund Shadow nos da esa velocidad y ese clock que era más difícil de establecer con una Jund Midrange. Esto nos permite afrontar mejor los tradicionalmente peores enfrentamientos de Jund: Tron y RG Scapeshift. Aunque no podemos olvidar que por el camino hemos empeorado el emparejamiento contra otros muchos decks, especialmente los que tiene un elevado número de respuestas, y los que plantan un gran número de amenazas en mesa. 

 

Abrupt Decay ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Svetlin Velinov

 

Y si Jund no se ha visto reforzado con los sets de los últimos años, Abzan por el contrario sí lo ha hecho, y mucho. En primer lugar ahora tiene fastlands negras como Concealed CourtyardBlooming Marsh. Jund también dispone ahora de la tierra BG, pero ya contaba antes con Blackcleave Cliffs, por lo que no ha experimentado una diferencia extremadamente notable. 

Aquí sí que Fatal Push ha supuesto un cambio muy relevante. Abzan solo contaba con Path to Exile como hard removal de coste uno, pero no es un hechizo que queramos jugar de turno uno (nadie quiere ofrecer a su oponente una ventaja en forma de tierra básica). Jund ya contaba, como hemos mencionado antes, con Lightning Bolt, por lo que el removal negro que ha cambiado Modern, cubre de forma magistral esta carencia de Abzan, que ahora cuenta con un abanico de removals de más calidad que la combinación con rojo. 

Si a todo esto le añadimos que en Abzan podemos sacar más partido a cartas más circunstanciales como Collective Brutality gracias a la posibilidad de descartar Lingering Souls por el camino, Jund se vuelve a ver más perjudicada que beneficiada por las últimas colleciones. 

Y diría que la última razón es que no solo sus competidores directos han mejorado respecto a Jund, sino que también algunos de sus peores pairings. La vuelta de los Eldrazi hizo mucho daño a Modern, y a pesar de la prohibición de Eye of Ugin, éstos siguen siendo muy molestos para Jund; especialmente los que suponen una amenaza de enormes proporciones como Ulamog, the Ceaseless Hunger y que sentencian partidas en mazos como Tron

 

Thoughtseize ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Aleksi Briclot

 

Pero entonces, ¿por qué seguir jugando Jund? Con todo lo dicho anteriormente, parece haber quedado claro que el arquetipo ha quedado obsoleto y que de querer jugar algo parecido a esto, mejor escoger Abzan si no queremos pasarnos a la agresividad de Jund Shadow

¿Decidir jugar Jund hoy atiende más a razones nostálgicas que racionales? Personalmente, me siento bastante identificado con esta idea. Siempre me gustó jugar Jund, es un mazo con el que casi siempre he cosechado grandes resultados y con el que sé afrontar todos los emparejamientos. Y esto muchas veces puede ser razón más que suficiente para jugarlo. En Modern es importante (MUY importante) conocer muy bien tu lista y saber jugarla; a mi parecer casi tanto como elegir el deck más idóneo para ese torneo. 

Así que a pesar de todo esto puede que no todo sea tan malo para Jund. La predominancia de mazos muy proactivos que destacan por la ausencia de disrupción, puede ser un buen caldo de cultivo para desarrollar listas de Jund adaptadas en la medida de lo posible a este nuevo metajuego. Sobre todo, cuando este arquetipo se encuentra más fuera del radar que nunca en el ámbito competitivo. 

A día de hoy, muchos jugadores no esperan encontrarse con ninguna Jund en su PPTQ del fin de semana. Y todo hay que decirlo, es bastante normal, pues las cifras no mienten. En los últimos tres PPTQs que he jugado en Madrid, solo en dos había un único representante de Jund Midrange. Hace un par de años esto era impensable. 

 

 

 

Esta es la lista de Jund que he jugado últimamente. Es una lista peculiar, pero que he ido desarrollando en base a lo que veía que iba flaqueando en los fines de semana previos a comenzar la fresca temporada de PPTQs de Modern

Y con esto no quiero decir que sea la lista definitiva, o que las listas más clásicas sean peores. Para nada. Pero me parece un muy buen ejemplo de cómo uno puede experimentar bastante en Modern con las listas que conoce. No esperéis a ver si alguna lista lo hace especialmente bien en un torneo e innovad si veis que nos eso podéis obtener una ventaja destacable sobre vuestros oponentes. Si nuestros oponentes no esperan encontrarse con Jund Midrange en el torneo, menos aún una lista con cartas atípicas. Aprovechar esto en tu propio beneficio, puede darte muchas victorias en competición oficial (con Jund o con lo que sea). 

Además, Jund posee cantidad de cartas muy versátiles, que nos sirven para combatir amenazas de todo tipo. Cartas como Inquisition of KozilekThoughtseizeLiliana of the Veil suelen ser útiles en multitud de enfrentamientos. Es decir, que Jund es un mazo que siempre podrá brindarnos victorias y que nunca pasará al saco de los mazos injugables. 

 

Tarmogoyf ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Ryan Barger

 

Seguir jugando la versión más clásica respecto a Jund Shadow nos aporta a mi parecer una mayor seguridad a la hora de afrontar emparejamientos como Counters Company o Burn. En primer lugar, porque podemos pasar a un rol más controlero jugando al desgaste con sweepers y hechizos como Kolaghan's Command, que nos ofrecen una gran ventaja de cartas. En el segundo lugar es obvio, pues Burn puede sortear el plan de Jund Shadow de manera casi irrisoria.

Ahora bien, ¿qué tiene Jund como para jugarla por encima de Abzan? Pues no mucho, la verdad. A mí me gustan mucho cartas como Jund CharmKolaghan's CommandHuntmaster of the Fells. De hecho me gustan más que Lingering Souls, que aún poderosa me parece una carta muy plana en muchos enfrentamientos. Pero esto no es un razonamiento objetivo, sino, como he dicho antes, bastante subjetivo. Si alguien me pregunta no suelo recomendar jugar Jund. O al menos no por encima de Abzan, si pensamos en la gran mayoría de enfrentamientos. 

Y aunque este consejo pueda parecer poco o nada justificado, si queréis jugar Jund o el mazo que sea en el que tenéis fe, jugadlo. Modern cada vez da más de sí para hacer esto. Si estáis cómodos jugando esa lista y la domináis, adelante. En un formato como Standard esto no es aplicable de la misma manera, y los mazos más antiguos pueden estar realmente desfasados. 

Así que en contra de las estadísticas, yo sigo jugando Jund. Porque me gusta reinventar un clásico. Porque me niego a pensar que está obsoleto por completo. Y sobre todo, porque me niego a empezar a decir que yo antes jugaba Jund

 

Dani Martínez

@DaniMRebel

 

Etiquetas: Modern, Jund