Demo

Actualizando la Herrería

'El constante repicar de los martillos inundaba el ardiente aire de la fragua. Clonk clonk clonk. Incesantes golpes sobre el yunque para moldear el metal, innumerables horas para forjar la pieza perfecta. Decenas de personas trabajando sin cesar, para lograr imitar el trabajo de los antiguos maestros. Pero hoy esta imagen muere, hoy entra la herrería en el siglo XXI con renovada tecnología, hoy saltamos al futuro.'

Continuar leyendo