Demo

Los 3 errores más comunes que se siguen (y sigo) cometiendo en Pioneer

 

¡Hola a todos! Carlos Oliveros a este lado de la línea. Pioneer ha entrado por la puerta grande, con mucho bombo, gran cantidad de torneos competitivos (especialmente online), una lista de baneos que engorda cada semana y, por supuesto, la aceptación de la comunidad que lo visualizó como la oportunidad de reciclar cartas que habían quedado olvidadas. 

 

Desde sus comienzos, la mente de colmena ha ido retocando y puliendo barajas alrededor de ciertas cartas que, para desgracia de algunos y bienestar de todos, han sido reducidas a cenizas por la Ban List. Sam Black promovió la ley número 1 de Pioneer, “monta tu baraja con la intención de forzar alguna carta tanto que merezca ser chapada” y, eso hicieron los grandes pensadores de este juego. 

Algunas de estas cartas estaban en boca de todos, veáse Felidar Guardian, pero otras como Leyline of Abundance no tenían tantas papeletas. Todavía quedan, a mi juicio, muchas cartas por explorar y encontrar su lugar idóneo para brillar, así que no pare la fiesta. 

Hoy, a pesar de haber empezado con un breve resumen del estado del formato, no vamos a hablar de metagame, ni de grandes jugadas, ni de errores colosales. Vengo a traer uno de los puntos más débiles de mi juego, la construcción y/o elección del mazo. No es ningún secreto, no soy, ni seré el deckbuilder del año y, es más, no creo ni que sea el mejor deckbuilder de mi casa (os sorprenderían las grandes ideas que puede tener el perro con tanto tiempo libre). 

Veo una cantidad de listas en los 5-0s y otros torneos que son demasiado cute. Sí, lo sé. No todo el mundo juega para ganar, hay diferentes objetivos en este juego. Unos quieren ganar, otros sólo quieren ganar con X cartas. Yo voy a hablar para los primeros, para los que prima el win rate, para los que quieren llevarse trofeos a casa, ir a muchos Pro Tours/Mythic Championship/Players Tour y petarlo en cada evento que juegan. Si eres Spike, este artículo es para ti. 

 

Hoy os traigo los tres fallos que más comentemos en Pioneer. Pero no temáis que no vienen solos, sino acompañados por su razonamiento y la manera de no seguir tropezando con la misma piedra. Poner estas lecciones en práctica a la hora de enfundar vuestras barajas, posiblemente, os ahorre horas de testeo antes de desechar un mazo. ¡Al turrón!

 

1º No montamos nuestras barajas con Oko en mente

Sí, Oko, Thief of Crowns está en otro nivel. De hecho, es probable que esté fuera de juego para cuando este artículo se publique. Por suerte, esta lección puede ser aplicada en cualquier formato con una amplia diversidad de cartas/barajas sustituyendo a Oko. Ahora mismo nos encontramos en un punto de exploración del formato, donde cualquier baraja puede tener ese punto escondido. ¡Algunas de las barajas de Modern han tardado años en salir a la luz como las estrategias alrededor de Death's ShadowLantern of Insight!

Años atrás, en Modern, no podías jugar nada que fuera mal contra el combo Deceiver ExarchSplinter Twin. Recalco, NADA. En aquel entonces era impensable que no te fueras a cruzar con la mejor baraja del formato en un torneo de Modern. Pues bien, a día de hoy, esa realidad es Oko. WotC ha reconocido su error en Standard y desde mi punto de vista si Oko sigue siendo legal en Pioneer es tan sólo para evitar que las turbas entren en cólera porque su nuevo juguete (y encima caro) pase a mejor vida en dos formatos en 3 meses. Con la nueva lista con la que Gerry T. ha roto el formato hay aún más papeletas (meter lista). Pero el tema de los bans es para otro momento. 

Vamos a centrarnos en el título de la lección. Leedlo de nuevo. Ahora repetid conmigo: “monta tu baraja con X carta/baraja en mente”. El metajuego en cada formato varía. Y a veces los decks más jugados se convierten en un 30-50% del metajuego. Lógicamente, no debemos jugar algo que esté subyugado a esa estrategia. Oko es una respuesta extremadamente versátil, así que es el ejemplo perfecto para esta lección. 

Oko castiga duramente las grandes inversiones en criaturas y artefactos. Para ello tenemos que hacer que las criaturas y artefactos que juguemos sean baratas y se queden en un nivel parecido al que tenían al ser un 3/3. Un ejemplo perfecto en Standard es un Edgewall Innkeeper, ya que nuestro 1/1 por un maná ha pasado a ser un 3/3 y ya si hemos rascado alguna carta pro el camino, hemos “neutralizado” medianamente a Oko. Bien, pues con un Doom Whisperer hacemos todo lo contrario… 

Estos son ejemplos extremos para aprender la lección. Pero, ¿y sí en nuestra Monored de Pioneer en vez de meter Hazoret, the FerventRekindling Phoenix optamos por el menos broken, pero mejor posicionado, como Experimental Frenzy y adaptamos nuestra baraja a ello? ¡Hola Runway Steam-Kin

Si en lugar de Oko, Thief of Crowns es Teferi, Time Raveler quien pasa a ser la clave central del mejor mazo de formato, entonces Aetherworks MarvelChandra, Torch of DefianceFinale of Promise es posible que deban pasar a un segundo plano. Y así sucesivamente. 

 

Resumen: A la hora de montar nuestra baraja tenemos que tener en cuenta tanto las mejores estrategias como las cartas más jugadas y actuar acorde.

 

2º Tomamos Pioneer como un Standard más amplio o un Modern recortado

Quizás algún día esto cambie, pero cada formato tiene su identidad. Vintage es ese reino en donde los jugadores hacen cosas tan rotas. Legacy es el formato donde la Force of Will hace de policía y los jugadores intentan mantener los patrones de Vintage sin el poder de los Moxes y el resto del Power 9. Modern es el salvaje oeste, dónde la interacción cada día está más a la deriva y las partidas se cierran cada vez antes. Standard es el formato donde las partidas duran más y se deciden por fuerza bruta y poder más que por sinergia debido a su naturaleza. Entonces, ¿dónde cae Pioneer?

Debido al poder del maná y la facilidad para curvar, las partidas de cada formato evolucionan de una forma distinta. En Pioneer no contamos con las fetchlands, gran acierto desde WotC por lo que estamos juntando cartas más poderosas que en Standard con un maná menos potente que el de Modern haciendo de las restricciones a la hora de montar la baraja una situación muy real.

Después de todo este rollo sobre el maná, necesario para entender los aspectos intrínsecos del formato, vengo a resumirlo en: “no es la misma baraja que en Standard con mejor maná”. Hace un tiempo escribí un artículo sobre cómo cartas que nos traen buenas memorias nos hacen evaluarlas de forma incorrecta. Pues bien, miremos esta lista:

Esta lista la he encontrado en MTGGoldfish. Quizás una baraja alrededor de Aetherworks Marvel no es la mejor referencia ya que su mecánica principal, la energía, solo estaba disponible en el bloque de Kaladesh. Por otro lado, también fue una de las mejores barajas de su época, tanto que la susodicha carta fue prohibida, así que puede que sea justo el ejemplo que el pueblo necesita.

52 de las cartas de esta base son de ese mismo Standard, metiendo tan sólo 8 duals para mejorar un pelín el maná. ¡52! Lo que quizás no sabréis es que he tenido que rebuscar para encontrar está lista ya que ni una sola ha conseguido hacer un 5-0…

La razón principal, fácil. Es una baraja de Standard, literalmente. No vale con reciclar listas de aquellos good ol’ times. Son unos buenos puntos de referencia, pero no la receta para crear la lista definitiva que vayamos a presentar en nuestro próximo torneo.

 

Resumen: Pioneer es un formato nuevo donde tiene cabida la creación, la exploración y la diversión, pero para ganar no valdrá con sacar listas de antiguos Standards, ya que el formato tiene un power level mucho más alto.

 

3º Nuestras listas intentan hacer cosas too cute o no son eficientes

Hoy en día, esta debe ser tu máxima a la hora de montar cualquier baraja en este nuevo formato. Está guay eso de poder jugar lo que se quiera, pero esto dura 1 ó 2 semanas hasta que la gente empiece a juntar barajas que son buenas poniendo en práctica el plan para el que fueron diseñadas. Esto pasa con todos los formatos nuevos. Mirad Pauper, es un formato con cartas comunes decían, es más económico decían, puedes jugar lo que quieras decían… Pero la competición hizo que unas pocas barajas sobrevivieran y no se quedarán en el olvido como tantas otras. Pues bien, en Pioneer este efecto lleva aplicando desde su concepción. La gente prueba sus barajas alrededor de cartas con las que disfrutaron en su Standard, sólo para ver que no tienen cabida a día de hoy.

Las barajas son realmente buenas en ejercer el plan para el que se diseñan, Burn puede dejarte offline en cuatro turnos, UW Control puede hacerte locks de los que no podrás salir, Lotus Field te ignorará hasta que resuelva su Omniscience e Izzet Phoenix conseguirá poner varios 3/2 de turno 3 ó 4 derrapando directo hacia tus vidas. Estamos hablando de que todas estas barajas tienen un montón de ampliaciones para buscar las cartas que necesita para ejercer estos planes. No nos vale con tirar una pila de cartas buenas juntas.

Esto va ligado íntimamente al punto 2. Abzan en sus diferentes variantes (Aggro, Midrange, Control, Combo, …) domino aquel año de Standard comandado siempre por el fiel Siege Rhino. Era lo que BG ha sido siempre, criaturas raras/míticas y planeswalkers combinadas con un montón de respuestas y disrupción. Pues bien, en este aspecto Pioneer está mucho más ligado a su hermano mayor, Modern.

Esta es la razón por las que las barajas Midrange, respetando siempre el poder de Oko, me parecen por debajo de la media. Tampoco hay un consenso a la hora de montarlas. He visto Abzan que no tienen cohesión alguna, parecen como la llaman en USA, Abzan binder, es decir, cartas Abzan sacadas de tu álbum de cambio. Voice of Resurgence combinadas con Elspeth, Sun's Champion. Sí, ambas dos, objetivamente, son cartas buenas, pero no por ello pueden ir en la misma baraja.

Para mí, sin duda, lo más importante del formato es que tu deck sea capaz de ejercer un plan, sea cual sea, de forma efectiva en un alto porcentaje de las partidas y a poder ser, tener un plan B aceptable, aunque eso ya es un lujo.  

Pese al ban del Smuggler's Copter Monoblack Aggro sigue siendo una opción perfectamente aceptable, y es que su poder ha bajado pero su plan sigue siendo el mismo, ejercer presión desde el minuto uno, manteniendo a raya los planes de nuestro oponente a base de la mejor disrupción con la dupla Fatal PushThoughtseize.

 

Resumen: A la hora de elaborar tu lista, asegúrate de que tu baraja es capaz de ejercer el plan que tienes en mente de forma eficiente, porque en Pioneer (y en realidad en todos los formatos) las barajas están bastante refinadas y no tenemos tiempo para irnos durmiendo en los laureles. 

 

Y esto ha sido todo amigos, ya sabéis que estoy disponible tanto en Twitter como a través de los comentarios de este artículo para debatir cualquier cosa con la que estéis o no de acuerdo.

 

¡Un saludo!

 

Carlos Oliveros

@CarlosOlivetti

Etiquetas: Pioneer, Teoría