Demo

Masters 25: Sobre las Expectativas y las Percepciones

¡Hola a todos! Al habla Nasanmagic, hoy para hablar de un tema que ha sido muy comentado en las redes sociales y del que quería intentar expresar mi opinión:

Precedentes

Los Masters están de capa caída. Es una realidad que se vivió de primera mano con Iconic Masters, una colección que tenía buenas intenciones, pero con varios detonantes que hicieron que fuera un fracaso absoluto tanto para los jugadores como para las tiendas. Enumero rápidamente las razones:

- Nombre confuso que daba pie a malinterpretaciones: El nombre Iconic nos hacía pensar que estaría lleno de cartas históricas y míticas de nuestro juego favorito, pero en cambio nos encontramos con que para Wizards las criaturas icónicas eran aquellas grandes y poderosas que aparecían en cada uno de los 5 colores en casi todos los sets. Véase, ángeles, dragones, sierpes/hidras, demonios y esfinges. Empezamos mal.

- Spoilers en directo en un evento cerrado: para celebrar la primera HASCON, decidieron que no se supiera ninguna carta hasta el momento de draftearlas, DOS MESES antes de su lanzamiento oficial. Hype demasiado lejano.

- Cartas caras reimpresas, pero con el alto precio debido a la escasez, no a una alta demanda. Los precios se desploman a los pocos días.

- Tirada casi infinita de cajas, y venta en los grandes almacenes americanos, como Walmart. Cajas everywhere, precios de risa.

 

¿Resultado? Cajas vendidas a precio menor que el coste en los propios GPs. Tiendas con pérdidas enormes y falta de liquidez, producto cogiendo polvo en las estanterías.

Con estos súper alentadores preliminares, Wizards publica un artículo comentando los cambios en la mentalidad con la que se realizan los Masters sets.

En resumen: ahora los Masters sets se centrarán en temáticas, en vez de en formatos concretos. No más Modern o Eternal Masters, más Iconic y Masters 25, la razón de nuestro artículo. Los motivos parecen razonables: llegar a un público más grande, tener menos limitaciones para diseñar un draft diferente y entretenido, y poder reimprimir cartas antiguas (fuera de la omnipresente Reserved List) que tenían precios desorbitados.

Termina el artículo con un: MASTERS 25 ES EL SET TEMÁTICO QUE ESTABAIS ESPERANDO.

 

Claro, el hype se fue a la estratosfera. Y cuando creas esas expectativas, tienes que tirar la casa por la ventana (lo cual probablemente no es sostenible a medio/largo plazo) o no superas las expectativas de la población. Y sucedió lo segundo. 

En mi opinión, Masters 25 tenía una expectación que era imposible de saciar. Hubiese lo que hubiese en el set, la gente iba a considerar que faltaban cosas. Un set basado en la nostalgia, con cartas de todos y cada uno de los sets de la historia de Magic, es absolutamente imposible que consiga superar las expectativas que se ponen en él. De hecho, creo que intentar contentar a todos los tipos de jugadores a la vez es una de las tareas más difíciles a las que se enfrentan los diseñadores de Wizards año tras año. 

 

Hablemos de economía de Magic

Los sets de Magic the Gathering están diseñados para mantener un equilibrio entre el EV o Expected Value y el precio del producto, o PVP. Si una colección tiene cartas muy buenas que se venden a un precio alto, es decir, “renta” abrir sobres, ¿qué hacen los dealers y los vendedores profesionales? Comprar producto sellado y abrirlo para conseguir esas cartas y venderlas individualmente, ya que el EV es mayor que el precio del producto. De esta manera el precio de las cartas disminuye porque aumenta la oferta, y se vuelve al equilibrio. ¿Y en caso contrario? Si el precio de las cartas es muy bajo (no “renta”), los vendedores dejan de abrir material sellado, lo que disminuye la oferta y hace que aumenten los precios por la escasez, lo que devuelve el equilibrio al set. El precio de las cartas en definitiva lo pone la oferta y la demanda.

Una de las palabras que más escuchamos en las conversaciones sobre los Masters sets, y en economía de Magic en general, es la palabra RENTAR. ¡Y cómo la odio! 

¿Cuál es el peligro de los Masters sets, cuyo precio por sobre es de 10€? Que la gente está desesperada por rentar. Y claro, rentar un sobre de 10€ es mucho más complicado que rentar uno de 3,5€, y si no hay un EV espectacular como el de Master 2017 por ejemplo, el jugador es muy reticente a comprar sobres o a pagar mínimo 30€ por draftear. Comentaba Saffron Olive en uno de sus artículos que el precio de 10€ el sobre no es sostenible con la velocidad a la que se están reimprimiendo los staples, y que volver a los 7€ con los que empezó Modern Masters 1 quizá era la manera de que la gente volviera a comprar estas ediciones premium. Este tema desde luego daría para otro artículo.

Creo que desde Wizards se le da mucha importancia a crear un entorno de limitado apetecible, pero no parecen darse cuenta de que, si la gente solo puede permitirse jugar uno o dos drafts debido al alto precio, no sirve de nada que el set sea un cañón para draftear. Ojo, que probablemente lo sea.

¿Pero es tan malo Masters 25 como lo estamos pintando? Yo creo que no. ¿Podría haber sido mejor? No tengo ninguna duda. Vamos a analizar un poquito el set tanto en su late motiv principal, la nostalgia, como en la parte económica.

 

Análisis del set

Empecemos por la parte económica, que es más objetiva al estar basada en los fríos números, y dejamos la nostalgia para el final, que al ser algo más subjetivo me gusta más para cerrar el artículo.

Gracias a los artículos de Saffron Olive sobre Expected Value que hace cada set (como el de Masters 25) he podido adaptar su análisis a los precios europeos. He utilizado los precios mínimos de preventa de MKM a día 13/03/18 para calcular el EV de una caja de Masters 25, sabiendo que pueden variar y mucho en las próximas semanas y meses, pero me ha parecido una buena base de la que partir.

Para los que no conozcan cómo calcular el EV, se utiliza un multiplicador para cada rareza de carta, que indica la probabilidad de que te salga en una caja concreta. Por ejemplo, está calculado que en una caja de 24 sobres vienen de media 3 míticas. Si hay 15 míticas, la probabilidad de que te toque una mítica concreta es de 3/15, es decir, 0,2 o 20%. En una de cada 5 cajas de media habrá un Jace, the Mind Sculptor, o un Tree of Redemption por si algún masoca lo prefiere. Al multiplicar el precio de la carta con su multiplicador de frecuencia, obtenemos el valor que añade a la caja ''media''. Sumando todos estos valores obtenemos el Expected Value de dicha caja. Os pongo la tabla de las míticas como ejemplo: 

 

 

Tras hacer los cálculos, las míticas añaden 49,38€ al valor de la caja, y el precio medio de las míticas es de 16,46€. Son unos números bastante buenos, pero el problema es la gran varianza que presentan. Sólo 6 de las 15 míticas sobrepasan actualmente el precio del sobre, lo que hace que dependiendo de que míticas abras, puede ser una caja muy buena o regulera.

Haciendo la misma operación con las raras (pero ahora con su multiplicador de 0,4) nos sale un valor añadido de 81,14€, o lo que es lo mismo, un precio medio de las raras de 3,83€. Aquí el problema de la varianza se acentúa, pues solo 6 de las 53 raras sobrepasan el precio del sobre. Pero seguimos con unos precios medios bastante normales respecto al resto de Masters sets.

El valor añadido por las infrecuentes es de 19,1€ tras utilizar un multiplicador de 0,9. Las raras bulk no se han tenido en cuenta, pero hay unas 15 infrecuentes con valor suficiente para ser importantes para el análisis, entre las que destacan el Street Wraith, el Cursecatcher y el Simian Spirit Guide.

Las comunes añaden un total de 12€ al valor de la caja, gracias a cartas como el Brainstorm, el Counterspell o el  Nettle Sentinel, y su multiplicador de 2,37 (2,37 copias de cada común por caja)

Por último y quizá la parte más difícil de calcular debido a que todavía no hay precios reales, he calculado el valor que añaden las foils a una caja. Sabiendo que de cada rareza foil hay de media por caja 0,25 míticas, 1,5 raras, 6,5 infrecuentes y 15,75 comunes, y aproximando el valor de la foil al doble (x2) del precio de cada carta, nos sale un valor añadido por las foil de 31,29€. Este valor es probable que aumente con el paso del tiempo, aunque el resto de valores disminuyan, pues algunas cartas que tiene su primera impresión foil serán muy codiciadas.

Por lo tanto, aquí tenemos la tabla final con el valor esperado de una caja de Masters 25 a día 13/03/18:

 

 

Esperabais menos, ¿verdad? Pues estos son los números actuales, y ya estamos contando con la espectacular bajada de precio que han tenido cartas como el Imperial Recruiter, que cuando Wizards diseñó este set sería un auténtico escándalo. En definitiva, el set no es tan malo económicamente como lo pintan, tiene quizá una varianza demasiado alta, pero las infrecuentes y comunes de valor mitigan un poco esa sensación de no haberte abierto nada. 

 

Pasemos al valor nostálgico de la colección, donde como era de esperar ha habido numerosas críticas por cartas muy icónicas (aquí si pega la palabra Wizards) que no han sido reeditadas. 

Partíamos de varias premisas:

- Tiene que haber al menos una carta de cada una de las colecciones de la historia de Magic. Todas las cartas tendrán la marca de agua de la primera edición en la que fueron introducidas al juego.

- No se introducirán cartas con alguna mecánica a no ser que aparezca en al menos otras 5 cartas de la colección (para no formar un batiburrillo en limited sin sinergia ninguna).

- Tienen que provocar la nostalgia del jugador (esto no es una premisa como tal, pero va acorde a la intención y la temática con la que fue diseñado el set).

 

Creo que el primer punto fue un acierto absoluto por parte de Wizards. Las marcas de agua son espectaculares, y el foil es una auténtica maravilla en parte gracias a ellas. También podemos destacar la gran cantidad de arte nuevo que tenemos en el set, con reminiscencias del arte original en muchos casos, o pequeños avances de lo que nos espera en Dominaria en otros. Por aquí chapó. Un pero sería la elección de algunas de las cartas de cada set, como el archiodiado ya Tree of Redemption o algunas cartas como el Llanowar Elves que luego hemos descubierto que vuelve a Dominaria. Seguro que hay muchos más casos de cartas ausentes que veremos próximamente, y sabemos que el odiado árbol fue un cambio de última hora como confirmó Mark Rosewater en su Tumblr.

El segundo punto es poco conocido y puede que sea la razón de otras ausencias sonadas, pero el entorno de limitado es de gran importancia para ellos como hemos repetido muchas veces, y creo firmemente -como nos explicó Gonzalo en su artículo del miércoles- que esta vez lo han bordado.

El tercer punto es el más subjetivo de todos, y creo que es una combinación de todo lo anterior. Me paso la vida en Twitter y veo prácticamente a todos los tipos de jugadores representados, y he visto reacciones de disfrute y remembranza con muchas de las cartas, y estoy seguro de que al draftearla y abrir sobres también habrá muchos recuerdos, sobre todo para los más oldies.

 

Para cerrar el artículo quisiera reincidir en que el set me parece que no ha sabido cumplir las expectativas, que quizá eran demasiado altas, pero también quisiera que le diéramos una oportunidad para sorprendernos tanto en limitado como a la hora de abrir un sobre para ver si nos sale ese Jace que tanto deseamos. Y os invito a disfrutar del arte y el flavor de las cartas (ser un Vorthos), que es otra parte importante del juego que muchas veces se deja de lado.

 

Sed felices señores, ¡y a disfrutar de Masters 25 desde hoy en vuestras tiendas! Nos leemos en los comentarios y por Twitter en la cuenta de @ShowAndTellMtg y desde @NasanMagic, que quiero saber vuestra opinión.

 

¡Hasta la próxima!

 

Nacho Sandoval

@NasanMagic

Etiquetas: economía, Masters 25