Demo

La Baraja De La Semana - RG Ramp

¡Hola a todos una vez más! Hoy estamos de estreno en La Baraja de la Semana, y es que mañana es el lanzamiento de La Hora de la Devastación y ya podremos jugar legalmente las cartas de la última colección. Por eso mismo, nos ha parecido un buen momento para daros algunas ideas para el nuevo formato Standard y traeros un brew.

En esta ocasión nos hemos servido de una lista del viejo Ali Aintrazi, famoso por jugar ramp y control decks. Hoy hemos traído una de las primeras. Una actualización de la anterior RG Ramp de cuando todavía Origins era legal en Standard y podíamos jugar Explosive VegetationNissas Pilgrimage para rampearnosWorld Breaker, acompañado por Kozileks ReturnTireless Tracker.

En este caso contamos con una actualización con las cartas que nos aporta La Hora de la Devastación junto con la de los bloques legales en el nuevo Standard. Esta es la lista:

 

 

Se trata de una baraja de estilo ramp puro, es decir, que trata de acelerarse jugando hechizos que le generen más maná de manera permanente para el resto de la partida, ya sea metiendo tierras en juego o jugando algún otro tipo de permanente que nos genere maná a posteriori. En esta ocasión el formato no nos brinda grandes rampeadores en los primeros turnos como podrían ser Rampant GrowthFarseek.

Por esta razón, el amigo Ali, incluye bastante removal para los primeros turnos de la partida, tanto de removal individual -en forma del ya clásico Harnessed Lightning y del nuevo Abrade- como en forma de sweeper o barremesa con Kozileks Return, que además será reutilizado para criaturas más grandes cuando juguemos uno de nuestros eldrazis gordos. Además, por si fuéramos algo justitos controlando esa presión, juega tres copias de la nueva y poderosísima ira que nos trae el color rojo y que da nombre a la edición, Hour of Devastation.

Pero bueno, y os estaréis preguntando… y el ramp… ¿dónde está?

Pues lo encontramos en forma de Shefet Monitor al ser ciclado, Hedron Archive, y sobre todo, la nueva Hour of Promise. Se trata de un rampeo algo más lento, ya que es algo caro, pero es versátil y poderoso. Sobre todo lo segundo, cuesta nada más y nada menos que cinco manás, pero es el más poderoso de todos. Podrá dejar dos criaturas por el camino si controlamos tres desiertos cuando ya hemos buscado las tierras, que harán de bloqueadores para que podamos sobrevivir y aprovechar el siguiente turno que será cuando podamos jugar uno de nuestros hechizos más grandes y contundentes.

Pero por si a estas alturas aún alguno no se ha percatado, lo más importante del Hour of Promise es que nos busca dos tierras cualesquiera en nuestro mazo, lo que hace que podamos buscar dos Shrine of the Forsaken Gods en nuestra baraja, autoactivándose prácticamente la cláusula de estos de siete tierras para dar dos manás cada uno y pudiendo curvar un Ulamog, the Ceaseless Hunger con la tierra del siguiente turno. Es decir, que podremos tener de vuelta al gigante eldrazi una vez más y tan pronto como en turno seis y de forma consistente, a pesar del baneo de Aetherworks Marvel.

Hour of Promise ©2017 Wizards of the Coast LLC in the USA & other countries. Illustration by Jonas De Ro

Además de los tres Ulamog, the Ceaseless Hunger, nuestra horda de tocinos viene formado por tres World Breaker -ambos harán saltar la habilidad disparada de los Kozileks Return de nuestro cementerio al ser jugados-, y planeswalkers en forma de Chandra, the Flamecaller y el nuevo y temido Nicol Bolas, God-Pharaoh.

Para no comprometer en exceso la base de maná de cara a jugar este último, contamos con dos Aether Hub y una Cascading Cataracts, aunque esta última pueda parecer un poco marciana y seguramente debiera ser la tercera copia de los anteriores. Además, contamos con un playset de  Oath of Nissa para facilitarnos la labor de castear estos planeswalkers y ahondar en nuestra biblioteca en busca de un tocino o una tierra, pero también de un rampeador como es Shefet Monitor.

Hablando de este último, podríamos pensar también en Chandra, Torch Defiance como spell rampeador, que además nos genera value en el mismo turno, dándonos dos manás extra o rebajando la presión que tenemos enfrente quitándose de en medio una amenaza para rampear al turno siguiente. El problema viene cuando la mesa está un poco más poblada y no hemos conseguido curvar ese Kozileks Return previamente contra las barajas que más se extienden en la mesa. Por eso que Ali haya optado por el lagarto, que a velocidad de instantáneo, nos permite jugar con el maná abierto para mantener todas nuestras opciones disponibles y buscar una tierra y robar al final del turno rival de manera prácticamente incontrarrestable ( DissallowNimble Obstructionist son los únicos capaces). La cosa es que tanto el lagarto como el artefacto son bastante más difíciles de evitar que el planeswalker rojo de coste cuatro.

Con lo cual, el plan de la baraja es aguantar los primeros turnos con nuestro removal para poder curvar algún rampeador a mitad de partida y finalizar con uno de nuestros monstruos mucho antes de lo normal.

Destacar la inclusión de Abrade, que puede que no lleve de base todas las copias que necesita de base, para lidiar con esos molestos Heart of Kiran que tanta presión nos ponen encima.

Entre las tierras, destacar la inclusión de cinco desiertos ciclables, que sirven tanto para cumplir eventualmente la cláusula de Hour of Promise para poner dos zombies 2/2, como para poder ser cicladas cuando tengamos un exceso de tierras o tratemos de encontrar una amenaza o respuesta. También los Sanctum of Ugin, que junto con los Shrine of the Forsaken Gods forman ese tándem para hacer nuestros eldrazis aún más poderosos, buscando más de estos en nuestra biblioteca y acelerándonos.

Por último, aunque esto solo sea un primer boceto y no sepamos exactamente que nos encontraremos para configurar el banquillo más adecuado, podemos encontrar un poco de todo.

 Thought Knot SeerTireless Tracker brillarán contra decks lentos o de control, mientras que en emparejamientos más midrange, acompañaremos a Sherlock Holmes con Glorybringer, ya que el TKS es peor cuando ambos estamos al top deck y más si necesitamos quitarnos amenazas de en medio a la vez que generarlas. Este rol también lo cumple perfectamente Chandra, Flamecaller, que brillará aún más contra decks tirando a agresivo y que vendrá acompañada de Sifter Wurm para ganar unas vidillas.

 Manglehorn son especialmente buenos contra Grixis Colosus, haciendo que todos sus Metalwork Colossus entren girados cuando sean encadenados y no puedan pegarnos con prisa, a la vez que volamos un artefacto importante como una  Cultivators Caravan o sus propios Hedron Archive. También los incluiremos contra vehículos, aunque hay que tener cuidado cuando cambien al plan midrange de planeswalkers postside, ya que habrá gente que se quite los Heart of Kiran para hacer inútiles nuestros petacacharros. Por esta razón también me gusta incluir más copias de Abrade sobre Harnessed Lightning en el main deck, que no está muy centrado en la energía por lo que normalmente solo harán tres daños. Los otros también los harán, pero a cambio siguen matando Torrential Gearhulks contra control sin ser una carta muerta, Dragonmaster Outcast o los bichos de Mardu Vehicles cuando se han quitado los cacharros.

 

¡Nada más por hoy!  Espero que os haya gustado esta primera lista para abrir boca con el nuevo formato y que la probéis deseosos de volver a castear pinos gordos en Standard.

¡Nos vemos el jueves que viene! Aquí, en La Baraja de la Semana.

Etiquetas: Eldrazi, Standard, Ramp, Hour of Devastation